REYES LE CONCEDIÓ LICENCIAS QUE HASTA ENTONCES HABÍA DENEGADO

Pedro de Armas ganó 800.000 euros "en un momento", comprando y vendiendo en el día una parcela en el Plan Playa Blanca

El anterior propietario llevaba años intentando construir y se le habían denegado. Sin embargo, antes incluso de consumarse la venta, el nuevo dueño recibió licencias del ex alcalde de Yaiza, que era socio y compañero de partido de De Armas?  

Pedro de Armas ganó 800.000 euros en un momento, comprando y vendiendo en el día una parcela en el Plan Playa Blanca
Pedro de Armas ganó 800.000 euros en un momento, comprando y vendiendo en el día una parcela en el Plan Playa Blanca

La empresa familiar de Pedro de Armas ganó 800.000 euros "en un momento" y sin salir siquiera de la notaría, comprando y vendiendo en el mismo día una parcela en el Plan Parcial Playa Blanca, declarado ilegal por la Justicia. Así lo sostiene la investigación policial que lleva dos años rastreando el patrimonio y los negocios del concejal del PNL-Nueva Canarias en Arrecife y ex consejero delegado de Gesplán, dentro de la causa penal abierta contra él por presunto blanqueo de capitales.

En esta operación, que es sólo una de las que se investigan, tanto la Fiscalía como la Audiencia Provincial ven indicios de posibles delitos, especialmente por la relación que De Armas mantenía con el entonces alcalde de Yaiza, José Francisco Reyes.

El informe de la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) relata que la mercantil Xinxol SL llevaba casi dos décadas, desde 1989, intentando edificar sobre dos parcelas que poseía en Playa Blanca, sin que el Ayuntamiento lo autorizara. Finalmente, en el año 2005, vendió las dos fincas, con Pedro de Armas como "intermediario". Y antes incluso de ser oficialmente titular de los terrenos, el nuevo propietario ya había conseguido licencia del Consistorio, gobernado entonces por José Francisco Reyes, que era compañero de partido de De Armas, con quien además compartía "negocios" y "vínculos personales".

Las dos parcelas (la R8.C y la R17.A) fueron adquiridas el 19 de septiembre de 2005 por la empresa familiar de Pedro de Armas, Marivista, que ese mismo día vendió una de ellas (la R8.C) a otra sociedad, Villas Blancas Lanzarote SL. Y con la compraventa se embolsó 800.000 euros en un solo día. En realidad, "en un momento", según subraya la Fiscalía. Y es que según el informe policial, Marivista, Xinxol y Villas Blancas acudieron ese día "juntas a la misma notaría" a realizar la operación.

 

Antes de su "intermediación", construir "había sido imposible"


En el auto en el que ordena seguir la instrucción de la causa, la Audiencia Provincial destaca que Pedro de Armas no sólo obtuvo "importantes beneficios económicos en un solo día, de casi un millón de euros", sino que además en la operación se vieron "afectados terrenos en los que, con anterioridad a su participación en las labores de intermediación, la ejecución de obras había sido imposible, resultando concedidas las licencias tras su adquisición de las fincas, y siendo finalmente anuladas las licencias otorgadas en su día por el Juzgado de lo Contencioso".

Además, la Audiencia agrega que "no deja de ser sorprendente que quien ni siquiera es propietario del inmueble que compró y vendió la sociedad de Pedro de Armas en el mismo día, obtenga una licencia  de obras antes incluso de verificar la compraventa".

 

Licencias de Reyes a su compañero y socio


En cuanto a la otra parcela que Marivista compró a Xinxol SL, la R17.A, no fue revendida ese mismo día, sino ocho meses después, también a Villas Blancas. Antes, la propia empresa de Pedro de Armas, como titular de los terrenos, consiguió licencias de construcción que hasta ese momento se habían denegado al anterior dueño. Concretamente, Reyes otorgó licencia para construir 10 viviendas unifamiliares en esa parcela a su compañero de partido el 14 de noviembre de 2005, y solo ocho días después autorizó el movimiento de tierras en la zona. Además, pese a que tenía orden judicial de informar al Cabildo de las licencias que concedía, Reyes ocultó esas licencias a la primera institución, evitando así que pudiera recurrirlas en los Tribunales.

Finalmente, la Justicia terminó declarando ilegales tanto estos permisos como los concedidos a Villas Blancas en la otra parcela, la R8.C. Actualmente, el Juzgado de Instrucción Número 5 hay una causa penal abierta (una de las que tiene pendientes el ex alcalde de Yaiza), en la que están imputados Reyes, el secretario del Ayuntamiento, Vicente Bartolomé Fuentes, y el jefe de la Oficina Técnica, Antonio Lorenzo, por un delito contra la ordenación del territorio, por la concesión de esas licencias a Pedro de Armas.

Al revender la segunda parcela ocho meses después de comprarla, ya con la licencia de construcción, la empresa de De Armas obtuvo un nuevo beneficio de 136.900 euros. Y todo ello, en un Plan Parcial que el Cabildo ya había advertido de que estaba extinguido y, por tanto, no se podía autorizar su construcción, tal como ratificaron después los tribunales de Justicia.

 

"Expectativas que curiosamente se ven cumplidas"


Respecto a la otra parcela que Marivista compró y vendió en el mismo día, recibiendo 800.000 euros más de lo que había pagado, la Fiscalía llama la atención sobre el hecho de que cuando pagó ese precio por el terreno, "Villas Blancas tenía unas expectativas muy buenas, a pesar de que Xinxol no obtenía licencia. Expectativas que curiosamente se ven cumplidas cuando cambia el promotor, que ha consumado su aprovechamiento urbanístico al construir en la parcela mientras el Ayuntamiento oculta la licencia al Cabildo para que no pueda recurrirla o al menos le dé tiempo suficiente para ello".

En la misma línea se pronuncia la Audiencia Provincial, que en su auto señala que Pedro de Armas, "además de desempeñar cargos públicos a lo largo del tiempo, resulta tener una relación personal con el alcalde que concede finalmente la licencia, y además obtiene, por esa intermediación de un día, unos beneficios que se nos antojan extraordinarios por una labor que al final parece que ha dado pocos frutos, dada la nulidad declarada de la licencia en cuestión". "Y además de forma reiterada", agrega, refiriéndose a lo que sucedió también con la parcela R17 A, vendida por la sociedad de Pedro de Armas tras conseguir personalmente las licencias.

Además de estar imputado por la concesión de esas licencias a Pedro de Armas, José Francisco Reyes tiene ya una condena a sus espaldas por prevaricación urbanística y varias causas pendientes. En la más importante, centrada en la concesión masiva de licencias ilegales durante años en Playa Blanca, la Fiscalía pide para él 25 años de cárcel por prevaricación urbanística, cohecho, malversación y blanqueo de capitales, por un importe "superior a 1,3 millones de euros".

Durante el tiempo en que se concedieron esas licencias, Pedro de Armas y Reyes compartían partido político y sociedades. Además, el nombre de De Armas ha aparecido en alguno de los procedimientos que se siguen contra el ex alcalde. En uno de ellos, por la macro licencia que concedió a Luis Lleó para el residencial Costa Roja, también declarada ilegal, el arquitecto de ese proyecto declaró que se había pagado una comisión ilegal de 3 millones de euros y aseguró que Pedro de Armas fue el presunto "intermediario" entre Reyes y Lleó.

Con el empresario Luis Lleó, que a su vez es uno de los principales imputados en el caso "Unión", De Armas ha compartido además operaciones mercantiles de compraventa de fincas, según señala la Udef en su informe, que actualmente están también bajo sospecha.

LO MAS LEÍDO