Oswaldo Betancort califica de "insuficiente" la gestión del Gobierno de Canarias ante el fenómeno migratorio

El diputado por Lanzarote y La Graciosa reclama de nuevo "la instalación de un puesto de la Guardia Civil en la isla de La Graciosa"

Oswaldo Betancort en la intervención en el Parlamento de Canarias
Oswaldo Betancort en la intervención en el Parlamento de Canarias

El diputado de Coalición Canaria por Lanzarote, Oswaldo Betancort, ha denunciado este miércoles en sede parlamentaria que en situaciones de emergencia migratoria, como la que atraviesa Canarias, “debe haber un mecanismo de derivación rápida y segura entre Comunidades Autónomas, recursos de acogida estables en todo el territorio español”, y no convertir Canarias “en una cárcel”.

“El modelo actual es insuficiente, inadecuado e ineficaz, y desde las islas pedimos al Ejecutivo que preside Angel Víctor Torres exija al Gobierno de España que se implique y empiece a resolver este problema que empeora día a día y que se ha convertido ya en un problema estructural”, señaló.

En definitiva, Betancort ha reclamado “más coordinación y más medios, porque con todo lo que hemos hablado de la inmigración irregular, los avances conseguidos son pocos o ninguno”.

Según apunta el diputado, si se cumplen las previsiones y se sigue sin actuar “podrían llegar a nuestras costas más 33.200 inmigrantes en este año, suponiendo un incremento desde 2019 al 2021 de más de un 2572%”.

“¿Qué acciones está llevando a cabo este gobierno para parar la inmigración en origen, y cómo se va a disponer de los fondos que la Unión Europea ha puesto a disposición del Gobierno de España para atención humanitaria?”, preguntó Betancort.

Otras de las peticiones del Grupo Nacionalista Canario es “el funcionamiento de los sistemas de vigilancia exterior”, especialmente en Lanzarote, ya que aseguran que “es la isla a donde más personas llegan por sus propios medios, sin ser detectados por los equipos de rescate, y poniendo en grave riesgo sus vidas”.

Asimismo, Betancort reiteró la demanda “de un puesto de la Guardia Civil en la isla de La Graciosa”, isla reconocida por el Estatuto de Autonomía, que no cuenta “con ningún cuerpo de seguridad del Estado, ni con embarcaciones que puedan dar una respuesta”. “La tienen absolutamente abandonada”, sentencia Betancort.

“El cuidado y atención de la dignifidad de las personas que, según parece, cada uno tiene una valoración de lo que esto significa, haciendo una mención especial a los menores”, apuntó finalmente Betancort, que añadió que “para ellos hay que mejorar la recepción, agilizar las pruebas óseas y escolarizarlos para que pueden contar con una herramienta que les permita avanzar en su desarrollo personal, a pesar de las circunstancias, todo ello con la atención psicológica adecuada”

LO MAS LEÍDO