La "operación" de Costa Roja incluía también legalizar los hoteles de Playa Blanca y permitir la construcción de un campo de golf

La UCO señala a Rosa como el gran beneficiario del intento de soborno de Lleó

[Fernando Becerra a Carlos Espino:Es un revencajo de cojones->34517] [Dimas Martín era empleado de Juan Francisco Rosa->34518]

La UCO señala a Rosa como el gran beneficiario del intento de soborno de Lleó
La UCO señala a Rosa como el gran beneficiario del intento de soborno de Lleó

"Quien realmente es el gran beneficiado de esta operación no es otro que Juan Francisco Rosa". Así lo sostienen los agentes de la UCO en uno de los atestados que forman parte de la Operación Unión, al referirse al soborno que ofreció el empresario Fernando Becerra al consejero socialista Carlos Espino. Incluso, Rosa figura como imputado al menos en dos autos judiciales que forman parte del sumario de la causa, a la que estaría vinculado precisamente por este asunto.

En teoría, la propuesta realizada por Becerra a Espino, en nombre del empresario Luis Lleó, consistía en desbloquear la situación de la parcela de Costa Roja, después de que la licencia de las mil viviendas concedida por el ex alcalde de Yaiza, José Francisco Reyes, hubiera sido paralizada por la Justicia, a raíz de una denuncia presentada por el Cabildo. A cambio de su intervención, ofrecían a Espino una comisión millonaria, a compartir con el intermediario, Fernando Becerra.

Tras denunciar los hechos ante la Guardia Civil, el consejero socialista mantuvo varios encuentros con Becerra, que fueron seguidos y grabados por los agentes. En ellos, el empresario introducía nuevos matices en la propuesta, llegando a plantear un plan que no sólo incluiría resolver la situación de Costa Roja, sino también la de los hoteles ilegales de Playa Blanca, algunos de ellos propiedad de Juan Francisco Rosa.

La estrategia

En concreto, se le proponía a Espino que el Cabildo retirara el contencioso que interpuso contra la licencia de obras de Costa Roja y, además, que incluyera esos terrenos en el Plan Territorial Especial de Ordenación Turística que estaba elaborando la Corporación.

Por su parte, el Ayuntamiento de Yaiza debía contemplar esa parcela dentro del Plan General de Ordenación Urbana, que en esos momentos estaba en trámite. Para ello, según le transmite Becerra a Carlos Espino en la conversación grabada, tenían controlado a Leonardo Rodríguez, que entonces era concejal de Urbanismo del Consistorio sureño.

Sin embargo, la nueva propuesta no termina ahí. Una vez abierta la puerta a la urbanización de ese terreno, los empresarios con hoteles ilegales comprarían a Lleó la parcela, para a su vez entregarle participaciones de este terreno al Cabildo como compensación, buscando así la regularización de sus establecimientos.

Y tú, coño, lo vendes de puta madre también. Lo puedes vender bien: No, al final se ha compensado a la ciudadanía, con esta parcela para uso común, y tal? parques, no sé?, le insiste Becerra a Espino. A cambio, eso sí, los empresarios pedían otra cosita más: que se les permitiera hacer un campo de golf en la zona.

¿Qué ganaba Lleó?

Para los agentes de la UCO, está claro: De esta nueva propuesta planteada para la utilización de los terrenos de Costa Roja con el fin de poder legalizar todos los hoteles ilegales de Playa Blanca, se puede decir que Luis Lleó no obtiene ningún beneficio directo, salvo los que obtenga por la venta de los terrenos. Es decir, se le está pidiendo a Espino no ya sólo regularizar la situación de parcela de Costa Roja, que es la que realmente afecta a Lleó, sino también la de todos los hoteles ilegales de Playa Blanca. Y de eso, según sostienen en uno de los atestados de la Operación Unión, el gran beneficiado sería Juan Francisco Rosa.

Con esta propuesta conseguiría no sólo que no le derriben los dos hoteles de su propiedad, sino también conseguiría, primero, regularizar la situación de esos hoteles. Segundo, sería el propietario de los terrenos de Costa Roja para cederlos al Cabildo, y así utilizarlos como zonas de equipamientos y zonas verdes. Y tercero, por la cesión de estos terrenos al Cabildo, obtendría la compensación sin obstáculos para la construcción y explotación de un campo de golf en Playa Blanca.

Rosa, comprador de Costa Roja

Además de por los beneficios que le reportaría esta estrategia planteada por Becerra, la UCO considera que había otros motivos que hacían que Juan Francisco Rosa estuviera tan interesado como Luis Lleó, o si cabe aún más, en que los dos obstáculos (Cabildo y Ayuntamiento de Yaiza) que debía superar el proyecto, se pudieran franquear sin problemas.

Por un lado, los agentes sostienen en su informe que del millón de metros cuadrados que ocupa Costa Roja, 764.000 pertenecen a empresas vinculadas a Lleó y su familia, y unos 375.000 están a nombre de Rentalanz, de la cual es consejero Juan Francisco Rosa. Es decir, que ya era propietario de una parte.

Pero además, Rosa estaba negociando la compra de toda la parcela a Lleó, habiendo mantenido varias negociaciones que quedan acreditadas en los pinchazos telefónicos de la UCO. Según los agentes, en el momento en el que estalla la Operación Unión, la compra estaba sólo a expensas de la contestación afirmativa de Bancaja, la entidad que iba a financiar el crédito. De hecho, un empleado de este banco, Ginés Rodríguez, que aparece en múltiples conversaciones con Lleó, fue citado a declarar como testigo en esta causa, y confirmó que Rosa estaba interesado en comprar la parcela a Lleó, y que conocía que éste estaba en trámites para intentar regularizar la parcela.

Preguntado sobre si Rosa era conocedor de que Luis Lleó estaba intentando influir en Carlos Espino para desbloquear los terrenos de Costa Roja, Ginés Rodríguez dijo que creía que sí lo sabía Juan Francisco Rosa, pero a través de una negociación legal para darle una salida al problema urbanístico existente en la parcela de Costa Roja y de los hoteles.

NOTICIA RELACIONADA

[Fernando Becerra a Carlos Espino:Es un revencajo de cojones->34517]

[Dimas Martín era empleado de Juan Francisco Rosa->34518]

LO MAS LEÍDO