Diez nuevos letrados prestan el Juramento de su profesión en Lanzarote

El convento de Santo Domingo de la Villa de Teguise acogió ayer a última hora el solemne acto de Juramento y Promesa de nuevos letrados, que a partir de ahora desempeñarán la función de abogacía en la isla de Lanzarote.En ...

Diez nuevos letrados prestan el Juramento de su profesión en Lanzarote
Diez nuevos letrados prestan el Juramento de su profesión en Lanzarote

El convento de Santo Domingo de la Villa de Teguise acogió ayer a última hora el solemne acto de Juramento y Promesa de nuevos letrados, que a partir de ahora desempeñarán la función de abogacía en la isla de Lanzarote.

En total diez nuevos profesionales formarán parte del Colegio de Abogados de Lanzarote. Raul Dayaram Idnanl, Antonio Ibán Doreste Rivera, Elena Alejandra López Rodríguez, Álvaro García Milla, Javier Aitor Galán Robles, Helena Vanesa Duque Lemes, Paola Olivo Díaz, Nieves María Sánchez Ferrer, Pino Rosa Rodríguez Armas y Carlos Ortega Regullón han jurado solemnemente como letrados en la tarde de ayer. Ataviados con sus negras y elegantes túnicas, han ido subiendo uno por uno al estrado del convento para jurar el cargo, prometiendo servir con lealtad al Rey en el desempeño de su importantísima función social. Cada uno de los nuevos profesionales iba acompañado de dos padrinos, destacados miembros del Colegio de Abogados de Lanzarote.

Al acto asistieron, entre otros, Carlos Carnicer Díez, Presidente del Consejo General de la Abogacía Española, Don Antonio Ruiz Giménez de Aguilar, Secretario General Técnico del Consejo General de la Abogacía Española, Don Rafael Fernández Valverde , Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, además de los Decanos de los Colegios de Canarias, entre los que estaba el responsable del Colegio de Abogados de Lanzarote, Francisco Torres Stinga. Además, toda la plana mayor de la política insular estaba allí. El propio Alejandro Díaz, ex presidente del Partido Popular de Lanzarote, hizo de padrino a uno de los recién llegados a la profesión. Pero también estaban allí Marcial Martín, Mario Pérez, Juan Santana, Ángeles García, María Isabel Déniz, José Torres Stinga, además de representantes de los ayuntamientos de Tías y Tinajo, e importantes personalidades del mundo empresarial. Tan sólo habiendose sentado en sus respectivos asientos los nuevos abogados, pudo la sala estallar en aplausos para dar la bienvenida a las incorporaciones al mundo de la justicia.

Acto seguido, Francisco Torres Stinga ofició la condecoración a la letrada Teresa de Jesús Martín de León, que recibió la Medalla de Plata del Colegio de Abogados de Lanzarote por 25 años de ejercicio profesional.

Tras la finalización del acto, al que asistieron muchas personalidades ilustres del mundo de la justicia, el Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, Don Rafael Fernández Valverde, impartió a los asistentes una conferencia titulada "Constitución Europea: Futuro o crisis para Canarias".

Tras la conferencia, y sin dar descanso a los asistentes, Marcial Francisco Hernández Cabrera fue condecorado con la Cruz al Mérito en el Servicio a la Abogacía.

Una de las partes más emotivas e interesantes de la ceremonia fue el discurso pronunciado por Carlos Carnicer Díez, que felicitó a los nuevos letrados por su incorporación al Colegio de Abogados de Lanzarote, y dio además un breve repaso a la esencia misma de la profesión, insistiendo en la buena fe con la que han de obrar los letrados para el desempeño de la función que les ha sido encomendada por la sociedad. Así, Carnicer apuntó que "si no cumplimos con buena fe nuestra profesión, otros ocuparán nuestra función en la sociedad. La verdad, la confianza y la lealtad absoluta al cliente son la base de la abogacía".

Carnicer quiso insistir con especial hincapié en la importancia del mantenimiento del secreto profesional. Éste, según la definición del decano, no es un privilegio de los abogados, sino un deber, y un reflejo de los derechos fundamentales de las personas. Carnicer desentrañó a los novatos la singularidad de este deber y derecho, inherente al desempeño de la labor. "Experimentareis el milagro de la confianza absoluta del cliente, que os contará los detalles más íntimos de su vida, porque sólo así tendrá una confianza ciega en ustedes", sentenció el decano, que antes de concluir, también tuvo un detalle con los futuros enemigos de los letrados. Carnicer instó a los incorporados que han de tener consideración y respeto a la parte contraria, "porque sólo es la que no tiene la razón". Curiosa concepción de la justicia, tan propia de los abogados.

Una vez terminada la entrega de las medallas, los asistentes al acto se desplazaron hasta el Hotel Melia Costa Teguise, donde se les ofreció un coctel y una cena para seguir celebrando la incorporación de nuevos letrados en la Isla.

LO MAS LEÍDO