CC desearía que el PP asumiera la bandera de las siete estrellas verdes con normalidad

ACNEl secretario de Autogobierno de Coalición Canaria (CC), Fernando Ríos, lamenta que el PP se empecine "en hacer demagogia" con la bandera de las siete estrellas verdes, y desearía que aceptase la ...

ACN

El secretario de Autogobierno de Coalición Canaria (CC), Fernando Ríos, lamenta que el PP se empecine "en hacer demagogia" con la bandera de las siete estrellas verdes, y desearía que aceptase la enseña con la misma normalidad que lo ha hecho la sociedad canaria.

Ríos considera que el PP utiliza una estrategia que utiliza "para camuflar el desmoronamiento" de un partido en el que se multiplican las voces, tanto de afiliados como de destacados líderes, "que claman por un cambio de rumbo", informa la formación nacionalista.

Según Ríos, CC adoptó esta enseña en el transcurso de su III congreso nacional con la más absoluta normalidad. "El PP utiliza esta cuestión como una casus belli. En vez de intentar sobreponerse a su salida del gobierno y encauzar una oposición responsable, se apresura a hilvanar argumentos incendiarios", sostiene.

Ríos opina que los populares están en su derecho de hacer las apreciaciones que estimen oportunas, pero señala que no van a deslegitimar la adopción de un acuerdo del plenario del Congreso de CC. "La bandera no es una imposición, sino la asunción de una seña de identidad", apostilló.

"La misma normalidad con la que los canarios han asumido esta bandera con el transcurso de los años es la que ampara a Coalición Canaria para tomar esta decisión. Corresponde a los populares explicar el valor añadido que le dan. Resulta evidente que a los canarios les preocupan otras cosas, pero son ellos -el PP- quienes están empeñados en llevar a primera línea esta cuestión", aseguró.

Sobre el argumento utilizado por el secretario de Organización y Comunicación de los populares canarios, Larry Álvarez, que enlaza esta demanda nacionalista con una presunta pérdida de apoyos, Ríos estima que "las sucesivas derrotas del Partido Popular en todos los frentes no le sitúan en la mejor posición para hacer estos juicios de valor".

"Creo que el propósito de enmienda que reclaman los votantes conservadores todavía no ha calado en sus dirigentes, ya que, incluso, cuando alguno de ellos ha intentando virar ha sido laminado. No creo que nadie se atreva a insinuar que las expectativas de voto populares se sitúen en estos momentos al alza", añade.

El dirigente nacionalista observa "con tristeza" como Álvarez, al contrario de lo que hace la inmensa mayoría de los canarios, "sigue utilizando la vía pleitista" para encubrir el desplome que sufre su organización, que no duda en radicalizarse en Gran Canaria sin importarle lo más mínimo la situación de desamparo en la que deja al resto de las islas".

Por otra parte, Ríos recuerda que basta con retrotraerse en el tiempo para darse cuenta de que en los inicios del proceso autonómico, en 1979, cuando todavía la enseña de las siete estrellas verdes no había calado lo suficiente en la ciudadanía canaria, "el PSOE aceptó introducir en el borrador de Estatuto la bandera tricolor con siete estrellas como la oficial de Canarias. Casi un cuarto de siglo más tarde, cuando esta bandera es asumida popularmente con naturalidad, es cuando se oponen a su consideración como un auténtico símbolo de identidad de Canarias".

LO MAS LEÍDO