El Cabildo adjudica el contrato de conservación de carreteras por tres millones de euros

La empresa adjudicataria llevará a cabo, durante los próximos dos años, el servicio de reparación, mantenimiento y servicios asociados de la red insular, que incluye 344 kilómetros de vías

La presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, junto al consejero de Obras Públicas, Jacobo Medina
La presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, junto al consejero de Obras Públicas, Jacobo Medina

El Consejo de Gobierno del Cabildo ha aprobado este lunes la adjudicación a la empresa Señalizaciones Villar S.L del contrato de conservación ordinaria de las carreteras de titularidad insular y regional por un importe de 3.022.673,52 millones de euros, incluido IGIC.

Así lo ha anunciado la presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, quien ha destacado “el esfuerzo inversor que la Corporación ha realizado en estos dos últimos años para poner a punto la red viaria insular con obras de reasfaltado y mejoras en los contratos de servicios, tanto con éste de mantenimiento ordinario de carreteras como con el de limpieza y adecentamiento de márgenes y zonas ajardinadas adjudicado el pasado mes septiembre por valor de 2,7 millones de euros”. 

 Por su parte, el consejero de Obras Públicas, Planificación y Coordinación de Proyectos, Jacobo Medina, ha explicado que este nuevo contrato tendrá una duración de dos años, prorrogables a dos anualidades más, y “tiene por objeto el mantenimiento de las vías en óptimas condiciones, así como dar respuesta a las actuaciones inmediatas y urgentes que puedan surgir, causadas por accidentes, agentes meteorológicos o desprendimientos”.

Según destaca el consejero, será la nueva empresa la que ejecute los trabajos que hace años se realizaban con personal propio del Área de Vías y Obras, que conformaban un equipo de más de 25 personas.

“Con el paso del tiempo, aquella plantilla se vio mermada debido fundamentalmente a las jubilaciones por lo que se hacía muy difícil la prestación del servicio en óptimas condiciones conjugando el mantenimiento ordinario con los imprevistos y urgencias que puedan surgir”, concluye Medina.

LO MAS LEÍDO