Arrecife es la quinta ciudad de Canarias donde más sube el precio de la vivienda

Un piso de una habitación en la periferia ronda los 100.000 euros, mientras que en el centro el coste se incrementa un 25 por ciento

Acn

Comprar un piso hoy en Arrecife cuesta un 4 por ciento más caro que a principios de año, lo que coloca a la capital lanzaroteña como la quinta de ciudad de Canarias donde más sube el precio de la vivienda, por detrás de La Orotava, Las Palmas de Gran Canaria, Puerto de la Cruz y Santa Cruz de Tenerife. Con este incremento, el valor del metro cuadrado construido roza ya los 1.500 euros.

Sin embargo, el ritmo de encarecimiento de la vivienda se ha ralentizado con respecto a años anteriores. Según las principales inmobiliarias que operan en la capital "ha aumentado la oferta, mientras se ha estancado la demanda, lo que provoca que se tarde un poco más en vender los pisos".

Aún así, sigue sorprendiendo que el precio de un apartamento de una habitación en la periferia ronde ahora los 100.000 euros, cuando hace menos de una década se conseguían por 36.000. En el centro, el coste de la vivienda nueva es un 25 por ciento más cara. Los pisos bien situados y con varias habitaciones alcanzan precios superiores a 200.000 euros.

Las inmobiliarias coinciden también en destacar que el precio de la vivienda usada está "batiendo récord". "Los propietarios quieren aprovechar la coyuntura y sacar casi el doble de lo que pagaron por su piso", señalan desde HZ Inmobiliarias. A este factor se une la escasez de promociones nuevas que hacen de la vivienda de segunda mano la mejor opción para muchos.

Para hacer frente a estos precios, la mayor parte de los compradores recurre a hipotecar la vivienda durante 30 años. En la actualidad, algunas inmobiliarias ofrecen incluso hipotecas a 35 ó 40 años para adquirientes jóvenes.

Quien se decida por alquilar un piso en Arrecife no lo tiene nada fácil. Por lo general, los propietarios no se deciden a poner sus casas en alquiler porque se sienten desprotegidos ante los desperfectos que pueda sufrir el inmueble y debido a otros problemas, como la falta de pago o las quejas de los inquilinos.

Desde Gestión Inmobiliaria Europea han confirmado a ACN Press, que son "muy pocas" las inmobiliarias que trabajan con alquileres, y que normalmente el arrendamiento de una finca oscila entre los 400 y los 600 euros. "Hay que garantizar al cliente que le buscas la persona adecuada para que se atrevan a alquilar", aseguran.

Al calor de todas estas cifras, se han instalado en Arrecife más de 60 empresas inmobiliarias que han aprovechado el ‘boom' de la construcción de años anteriores para hacer un importante volumen de negocio.

En el resto de la isla han proliferado igual número de empresas, que se dedican principalmente a la gestión y venta de apartamentos, villas residenciales y chalets de lujo.

Desde la Organización Empresarial de Lanzarote, Felapyme, se prepara un proyecto para invitar a las inmobiliarias a asociarse, como "garantía de cooperación e intercambio de información" para procurar la pervivencia de esta actividad comercial en la isla.

LO MAS LEÍDO