"LA CONSEJERÍA NO DEBIÓ CEDER A LAS PRESIONES DEL OBISPADO"

AC llama "hipócrita" al PSOE por el despido del profesor de religión gay

"La Consejería no debió ceder a las presiones del Obispado, tras una intromisión inaceptable en la vida sentimental de un trabajador"...

AC llama "hipócrita" al PSOE por el despido del profesor de religión gay
AC llama "hipócrita" al PSOE por el despido del profesor de religión gay

Alternativa Ciudadana ha condenado este jueves el despido del profesor de religión que impartía clases en Lanzarote y ha cargado especialmente contra el Partido Socialista, al que acusa de haber tenido una actitud "hipócrita" en este asunto. El despido se hizo público la pasada semana, aunque desde hace meses se conocía la intención del Obispado de apartar de su puesto a este docente, después de que contrajera matrimonio con otro hombre.

"La Consejería de Educación, como ente público, no debió haber cedido ante la presión de la Jerarquía eclesiástica de discriminar a un trabajador por razones de orientación sexual", sostiene AC, que recuerda que ese departamento está dirigido por el socialista José Miguel Pérez, con la lanzaroteña Manuela Armas como viceconsejera.

A juicio de la formación asamblearia, "se trata de una medida propia de otros tiempos, además de una intromisión inaceptable en la vida sentimental de un trabajador que ha ejercido libremente sus derechos como ciudadano, de acuerdo a las leyes vigentes". Por eso, considera que lo sucedido "demuestra la hipocresía del Partido Socialista en su discurso respecto a la no discriminación de personas LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales)".

AC recuerda que la propia Consejería del Gobierno de Canarias reconoció en verano, tras recibir el trabajador una carta de "no idoneidad" de la Iglesia, que estudiaría el caso antes de tomar una decisión. Sin embargo, lamenta que "esa reflexión ha desembocado en el peor de los resultados, puesto que ha terminado cediendo ante posturas retrógradas y que menoscaban los derechos ciudadanos reconocidos por la ley".

 

El "problema de fondo"


Por otra parte, Alternativa Ciudadana considera que existe "un problema de fondo" y es que "la Jerarquía eclesiástica sigue interfiriendo, en un Estado supuestamente aconfesional como el español, en ámbitos fundamentales para la comunidad, como es la educación pública". En este sentido, la formación apuesta por "la total separación entre la Iglesia y el Estado".

AC considera que "la idoneidad o no de un trabajador público nunca puede depender de su vida sentimental o su orientación sexual, y este problema se sigue produciendo porque tanto PP como PSOE, en sus sucesivos gobiernos, han mantenido intactos acuerdos entre el Estado y la Santa Sede que datan de la década de los 70 e, incluso, de la dictadura".

En este sentido, vuelve a arremeter el movimiento asambleario contra los dos grandes partidos que han gobernado en el Estado, PP y PSOE, "que han preferido pasar por el aro en vez de poner por delante el respeto a los derechos conquistados por todos; un hecho especialmente sangrante en el caso del Partido Socialista, puesto que choca de frente con su discurso respecto a los derechos de las personas LGTB". 

Finalmente, Alternativa Ciudadana se "solidariza" con este trabajador "ante un despido que atenta contra sus derechos individuales y constituye una muestra de discriminación absolutamente condenable".

LO MAS LEÍDO