El pregón de Ruth Corujo da comienzo a las fiestas de Mácher

La periodista quiso recordar durante el discurso a sus antepasados y a su familia, como forma de agradecimiento por vincularla al pueblo de Mácher

Ruth N. Corujo Saavedra durante el pregón en Mácher
Ruth N. Corujo Saavedra durante el pregón en Mácher

Las fiestas de Mácher en honor a San Pedro comenzaron el pasado miércoles con la lectura del pregón a cargo de Ruth Corujo Saavedra, una periodista muy vinculada al pueblo de Mácher a través de su familia y su participación en las fiestas patronales.

Corujo comenzó el discurso hablando de San Pedro, el santo patrón de las fiestas, ya que su madre le decía que “un pregón no es válido si no nombro al santo patrón al menos cuatro veces, como mínimo”.

Acto seguido, quiso recordar a sus antepasados y a su familia, su mayor vía de conexión al pueblo de Mácher. “No soy una pregonera al uso de este pueblo tan especial para mí y para todos ustedes. No nací en estas tierras y cuando era más joven tan solo viví durante una corta etapa en la maravillosa casa de mis abuelos maternos, en El Mesón. A pesar de estas circunstancias, Mácher forma parte de mi vida por sus fiestas, por su historia y por sus gentes. Y por mi familia”

“Las fiestas de San Pedro evocan a la familia, a los bailes y la música, a las miradas entrelazadas, convivencia con primas y primos, tías y tíos, tíos abuelos como tía Juana y tío Pepe. Y la presencia protectora, siempre con nosotras, de mi abuela Carmen”, prosiguió Ruth Corujo. “Por supuesto que me transporta a la poesía, a la máquina de escribir y a las máquinas de coser, a los regalos confeccionados por las manos de mi abuela con telas que daban forma a bolsos, neceseres y estuches, a los juegos interminables, al dominó, a la guitarra, a las comidas por turnos, a las historias cercanas y a las tertulias entrañables, a la constatación de pertenecer a una familia y a una comunidad, a un pueblo”.

También habló de solidaridad y tolerancia “con todo lo que sea diferente”. “Por supuesto que somos tolerantes con aquello que nos gusta o se nos parece, pero podríamos hacernos el regalo de ser amorosos con el que no piensa ni se comporta como nosotros y aceptarlo en nuestras vidas, siempre que prime el cariño y el respeto”.

Finalmente, la pregonera terminó su discurso dando las gracias a la comisión de fiestas y con una invitación para el pueblo de Mácher. “Este pregón es una invitación a que cultivemos el arte de hablar, escuchar y soñar, sin olvidar el baile y la carcajada, para celebrar la vida participando en los actos festivos programados para estos días hasta el 29 de junio, festividad de San Pedro y día grande de nuestro pueblo”.

LO MAS LEÍDO