La chirimurga del Timple inunda de Carnaval el Convento de Santo Domingo

Sus ocho componentes, con el acompañamiento musical de una guitarra, timple y bongos, contagiaron al público durante los más de noventa minutos de su actuación

La Chirimurga del Timple
La Chirimurga del Timple

La Villa de Teguise está de lleno celebrando también su carnaval, y la noche del pasado jueves a las 21:00 en el escenario del convento Santo Domingo la Chirimurga del Timple presentó su espectáculo "Los que se comen el Coco".

Sus ocho componentes, con el acompañamiento musical de una guitarra, timple y bongos, contagiaron al público durante los más de noventa minutos de su actuación. Desde sus inicios en el año 2006 en Gran Canaria, cada año siguen sorprendiendo allí donde vayan con la simpatía como solo ellos lo saben hacer.

Esa mezcla entre chirigota y murga consigue siempre unos grandes espectáculos, a los que le añaden lo más actual que en estos momentos es noticia en la sociedad, así como un poco de sátira y crítica social, siempre mezclada con muy buen humor.

La chirimurga del Timple consiguió traspasar la barrera del escenario con la respuesta del público, que muy entusiasmado, acompañó con palmas cada una de sus aventuras cargadas de anécdotas, enlazadas con ritmos tan peculiares como la copla, pasodobles y alguna que otra cadena de popurrís.

El espectáculo "Los que se comen el Coco", ha sido un arduo trabajo de más de seis meses de investigación, en la localización de cada uno de los personajes, que luego van tomando vida en el escenario. El espectáculo va poniendo en cada un de ellos contenidos con gracia y simpatía, con el propósito de que el público disfrute y por unos minutos deje aparcado los problemas que a cada momento nos recuerdan los telediarios.

La Chirimurga del Timple se caracteriza por arrancar una carcajada en cada actuación con sus puestas en escenas muy trabajadas, y unas letras muy rompedoras con la sana intención de que el público disfrute tanto como ellos cada vez que tienen la oportunidad de subir a un escenario. Seis años de trayectoria despertando conciencias y divirtiendo al público como solo ellos saben hacer.

LO MAS LEÍDO