Denuncia la existencia de "rutas ilegales de 4x4"en la isla, "que afectan al medioambiente"

El investigador predoctoral del CSIC, Alberto Ucero, afirma que el pasado domingo se pudo ver "hasta 18 todoterrenos" atravesando "un espacio protegido". "No se pueden permitir y normalizar estos atentados", señala

La Voz de Lanzarote

Vídeo compartido por Alberto Ucero para denunciar la existencia de "rutas ilegales de 4x4" en la isla

El investigador predoctoral del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Alberto Ucero, compartía a través de la plataforma Frente de Lanzarote un vídeo para denunciar la existencia de "rutas ilegales de 4x4" en la isla, "que afectan al medioambiente". 

"Se puede ver hasta 18 todoterrenos 4X4 subiendo una ladera, muchos de ellos fuera de pista, yendo a velocidades no permitidas, quemando embrague y haciendo ruido en época de nidificación de especies protegidas, apreciándose incluso como a alguno de los coches se les entierran las ruedas impidiendo su avance", señala. 

Ucero afirma que este grupo de vehículos se reunió "el domingo pasado", siendo vistos" por primera vez en Tao" según le han comentado, dirigiéndose después "a la zona de extracción de áridos de Muñique, donde ya en anteriores ocasiones se les ha visto entrando y saliendo de los agujeros de las canteras". 

El vídeo muestra el cruce del camino de tierra que viene de la explotación arenera de Muñique y continua con la subida de los vehículos por la loma que conecta con la Villa de Teguise según expone que el investigador predoctoral del CSIC, que afirma que estos vehículos "atravesaron un espacio protegido", en concreto "la Zona Especial Protección para las Aves (ES0000040), Islotes del norte de Lanzarote y Famara".

El investigador considera que "estas personas podrían incurrir en varias sanciones administrativas, alguna de ellas recogida en las ordenanzas de Teguise y otras en leyes autonómicas como la Ley 4/2017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias"

Al respecto, apunta que esta última, en su artículo 392, se pronuncia sobre los actos en espacios naturales protegidos o sus zonas periféricas de protección, recogiendo que  “se califica como infracción leve y se sancionará con multa de 600 a 6.000 euros la circulación, parada o estacionamiento de vehículos fuera de las pistas habilitadas al efecto”. Asimismo, señala que, en el punto 3, se recoge "como infracción leve", con "multa de 150 a 600 euros", la "alteración de las condiciones de un espacio natural protegido mediante la emisión de ruidos" y "cualquier otro acto prohibido por los planes y normas de los espacios naturales protegidos, así como el incumplimiento de los condicionantes previstos en el título administrativo para los actos autorizados”.

 

Reclama a las instituciones que aumenten la vigilancia para "poner fin" a estas prácticas

Alberto Ucero asegura que "estas prácticas ilegales son habituales" y considera que desde el Cabildo de Lanzarote y el Ayuntamiento de Teguise "se debe poner fin a las mismas a través del aumento de la vigilancia", así como "darle salida a las personas a las que les gusta realizar este tipo de actividades creando un circuito legal para coches 4x4, bugguies, motos y quads en alguna zona periurbana-industrial ya degradada".

"Bajo ningún concepto se pueden permitir y normalizar estos atentados contra nuestro patrimonio natural y las especies que en él habitan. Ya no estamos hablando de saltarse la ley. Estas personas están pisoteando egoístamente el derecho de otros ciudadanos a disfrutar de la naturaleza de manera responsable y desde la admiración que se merece, señala el investigador predoctoral del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

No obstante, Alberto Ucero aclara que "no se puede criminalizar a todo el sector, ya que, como es lógico, hay personas con este tipo de vehículos que sí respeta la normativa y que no comparten la actitud de sus 'compañeros', quienes ensucian la imagen de los amantes del 4x4, los bugguies, las motos y los quads con este tipo actos que se repiten con asiduidad, aunque no siempre se grabe un vídeo tan paradigmático como este".

Por último, este investigador apunta que "si la población es testigo de este tipo de actos, pueden llamar al 112 para que alguna autoridad se persone en el lugar". "En el caso de no dar tiempo a que llegue la patrulla, otra prueba válida es una grabación de un vídeo anotando las matrículas", añade Ucero, que considera que "en estos casos la colaboración ciudadana es fundamental".

LO MAS LEÍDO