Funcas prevé una inflación del 3,7% para 2022, condicionada por los precios de la energía

Los precios se desacelerarían en la segunda parte del año

EKN

rebajas

Las previsiones de Funcas para el año 2022 apuntan a un incremento de precios para 2022 del 3,7%, con una inflación muy condicionada por los precios de la energía.

Su escenario principal para el presente año es el de un precio del petróleo, que recientemente ha ascendido por encima de los 80 dólares, bajando hasta los 75, y que el precio de la electricidad descendería en primavera, en línea con los precios reflejados en los mercados de futuros. En este escenario, las tasas de inflación se mantendrían por encima del 5% en los primeros meses del año antes de comenzar a descender, terminando el año con una tasa media anual del 3,7%.

En un escenario más tensionado, en el que la energía continuase encareciéndose por encima de lo esperado, los precios podrían llegar hasta el 4,8%.

El protagonismo de la energía en los incrementos de precios mantiene a la inflación subyacente, de carácter más permanente, en niveles menos preocupantes.

En 2021, los productos que han registrado un mayor incremento interanual de sus precios han sido el aceite, pastas alimenticias, refrescos, harinas, alimentos para bebé y leche. En cuanto a los bienes industriales no energéticos, su tasa de inflación ascendió desde el 1,1% hasta el 1,4%, la tasa más elevada desde junio de 2013.

Entre  los productos con mayores incrementos interanuales de sus precios destacan las bicicletas, plantas y flores, muebles y bienes duraderos para ocio en interiores. En el caso de los servicios, la inflación ascendió una décima porcentual hasta el 1,8%.

Los componentes que registraron mayores tasas de inflación fueron, por una parte, hoteles y paquetes turísticos nacionales e internacionales, cuyas subidas de precios registradas en 2021 solo han supuesto la recuperación de los niveles anteriores a la pandemia.

Empresario
Los incrementos salariales, muy lejos de la inflación
LO MAS LEÍDO