Los incrementos salariales, muy lejos de la inflación

La alta inflación de 2021 (6,5%) coloca a las empresas ante un difícil dilema de cara a la primera nómina del año

EKN

Empresario

2021, el año posterior al parón económico provocado por el Covid-19, irrumpió con un aumento generalizado de precios, terminando con una inusualmente alta inflación del 6,5%, muy superior a la que estábamos acostumbrados en las últimas décadas.

La inflación subyacente, que se obtiene tras deducir el incremento de los precios de la energía y los alimentos no elaborados, se situó en el 2,1%. El incremento de los precios de la energía y el shock en el transporte de mercancías y suministros no han hecho más que agravar el problema. Ningún organismo internacional se pone de acuerdo sobre si este incremento de precios es un efecto puntual de la aceleración económica tras el parón pandémico o si se trata de un efecto más estructural. El Ejecutivo español admite que la tasa de inflación es "alta", aunque prevé que se vaya corrigiendo a lo largo del 2022.

En el mundo empresarial, este repunte inflacionario ha provocado un dilema sobre cómo afrontar los incrementos salariales en enero de este año. La consultora KPMG ha realizado un estudio a finales del año pasado preguntando a las empresas cómo ven la situación y qué parte de esta realidad van a trasladar a los salarios. Su encuesta sobre incrementos salariales y tendencias retributivas 2022 ha entrevistado a 44 empresas de diversos sectores, número de empleados y facturación. 

Sobre su percepción de la realidad, las empresas mantienen el optimismo pues la inmensa mayoría (93,2%) creen que 2022 será igual o mejor al año anterior prácticamente por igual. Solo un 6,8% de los encuestados piensan que el año será peor que 2021.

Un 88,37% de ellas prevé realizar incrementos salariales, siendo esta cifra sensiblemente superior al 70,45% de 2021. Estos incrementos se situarán alrededor del 2,0%, con un considerable incremento respecto al año anterior (60%), lo que no evitará que los trabajadores pierdan poder adquisitivo. Esta intención manifestada por los empresarios encuestados por KPMG coincide con el incremento de salarios que experimentarán los funcionarios en 2022.

 

Los convenios colectivos reflejan una subida media del 1,5%

Esta obligación de actualizar los salarios a inicios de año obliga a las empresas que así lo tengan establecido en su convenio colectivo. Como informa La Vanguardia, la cifra de media de incremento salarial pactada en los convenios colectivos quedó en el 1,47%, lo que significa la subida salarial más baja en los últimos cuatro años, justo cuando la inflación está en niveles récord en tres décadas.  

Según los datos que publica el Ministerio de Trabajo sobre los convenios colectivos, solo el 15% de los trabajadores en España tiene una subida de sueldo ligada al IPC.

Teguise destina su nuevo Plan de Empleo a la mejora de Costa Teguise
Conoce cómo afecta la nueva reforma laboral a los contratos temporales
LO MAS LEÍDO