José Valle, presidente de la Cámara: "No puede haber guerra entre el sector empresarial y el público"

El nuevo dirigente del órgano empresarial analiza cuáles serán sus principales objetivos y deja claro el estilo que marcará su gestión: "No estoy aquí para jugar a ser político"

José Valle, presidente de la Cámara de Comercio de Lanzarote y La Graciosa
José Valle, presidente de la Cámara de Comercio de Lanzarote y La Graciosa

La Cámara de Comercio de Lanzarote y La Graciosa nombró el pasado miércoles a José Valle como su nuevo presidente, tras la sesión constitutiva de su pleno. Se trata del tercer mandato de esta reciente Cámara de Comercio, desde su creación en el año 2005, sucediendo en la presidencia a Eduardo Spínola y José Torres Fuentes. 

El presidente ha explicado en una entrevista a Radio Lanzarote-Onda Cero cuáles serán sus objetivos y líneas de actuación en esta nueva etapa.

 

¿Con qué ganas va a esta Cámara que ya hacía tiempo que necesitaba elecciones?

Lo primero, para ser justos con el presidente saliente, tengo que reconocer que ha hecho una buena labor, le ha tocado vivir varias crisis, especialmente en la última que la Cámara tuvo un papel fundamental en la gestión de las ayudas. Posiblemente si esta institución no llega a mediar habría sido muy complicado, porque las ayudas no dejan de ser muy burocráticas y las Cámaras fueron la solución.

Ahora viene una nueva etapa, a mí me gusta ser una persona abierta a todos los medios y tener la opción de explicar las cosas, incluso cuando lo haga mal o esté en desacuerdo. Con respecto al reto, creo que Lanzarote se enfrenta a unos años en los que tenemos que estar muy finos desde el sector empresarial, porque lo hemos pasado muy mal. Lanzarote junto a Fuerteventura, han sido los dos sitios de España donde más cayó el PIB por el Covid, el turismo se paró en seco y eso ha destrozado el tejido empresarial.

Tenemos que estar muy hábiles en la gestión del fondo de reconstrucción que se hace con los fondos Next Generation, y tenemos que dotar, con todo tipo de herramientas, a las empresas para que puedan optar a reconvertir sus economías. Este es un reto muy potente donde tenemos que mantener la línea que se venía trabajando, pero sobre todo adaptar la institución a nuevos retos, de manera que Lanzarote se convierta en un referente y salga fortalecida de la recuperación.

La sostenibilidad y la digitalización son otros temas a tratar y hay que hablar también de la infraestructura aeroportuaria y de qué queremos hacer con el sector turístico. La idea es trazar un plan a 10 años y descubrir si queremos seguir en un movimiento de touroperación y de masa o queremos empezar a cambiar y equilibrar esta balanza hacia un modelo donde el turista le dé valor a nuestra oferta complementaria, a nuestro kilómetro cero y a nuestros artesanos. Hay que cuidar la isla porque el turista lo que busca y lo que viene a ver es nuestro entorno.

 

¿Cómo se ha logrado esa unión empresarial en estas elecciones?

En los últimos dos años surgió un movimiento de unión empresarial, donde el sector de la isla dejó todo sus intereses personales por un único objetivo que es Lanzarote. Tuve la responsabilidad de liderarlo y lo que hice fue trabajar y darle argumentos suficientes a todos los empresarios insistiendo en que ese era el camino que teníamos que seguir para mejorar nuestra isla.

Cuando han llegado las elecciones a la Cámara de Comercio he salido por unanimidad y me han dado ese voto, casi sin pedirlo. Me han dicho "oye por qué no lideras tú también este proyecto porque creemos que Lanzarote ahora mismo necesita una legislatura donde se trabaje unidos desde el sector empresarial".

Yo no veo ahora mismo guerra y no puede haber guerra entre el sector empresarial y el sector público, tenemos que entendernos y yo voy a poner todo lo que esté en mi mano para llegar a entendimiento con cualquier partido político y con único objetivo.

 

El ex presidente hizo muy buen trabajo, pero finalizó con una guerra tremenda con partidos y con administraciones. ¿Va usted a tender puentes otra vez por parte de la Cámara de Comercio, más allá de partidos, con las administraciones públicas?

Ese uno de mis principales objetivos y le puedo garantizar que en dos semanas o tres a lo sumo, la Cámara estará colaborando con todas las administraciones públicas de la isla independientemente del color político. Esto me lo planteo desde el minuto número uno porque ahora es la necesidad que tiene la isla.

No estoy aquí para jugar a ser político, estoy aquí para liderar una organización empresarial y tenemos que ser muy responsables como decía al principio, pues lo hemos pasado muy mal, el sector empresarial está muy tocado, parece que todavía estamos todavía con "la vía puesta y metiéndonos en medicamentos". Los que estamos en la primera posición tenemos que ser responsables.

Tenga por seguro y le garantizo que desde hoy empezaremos a atender la mano y a sentarnos a hablar. Hay que ver lo que se ha hecho mal en este tiempo y aprender de los errores, pero sobre todo colaborar a una velocidad desconocida para que Lanzarote salga reforzada, porque al final quien sale reforzado también son nuestros ciudadanos, nuestras empresas, nuestro tejido, que es lo que a día de hoy necesitamos.

 

En la anterior etapa, algunos de los grandes temas que lideró la Cámara fueron la autoridad portuaria propia, que no salió y la ampliación de la pista del aeropuerto, que tampoco salió. ¿Los van a retomar o se han marcado otra hoja de ruta?

Yo lo primero necesito es tomar posesión, de hecho todavía no he podido tomar posesión físicamente en la Cámara, pero pienso ponerme a trabajar con todos los equipos cuanto antes para hacer un plan en relación a los proyectos y ver cuáles son las líneas que vamos a continuar y cuáles son las líneas que vamos a incorporar, aunque ya tengo algunas en mente.

Lo primero va a ser el tema de la formación, porque Lanzarote debe de optar en los próximos años a liderar este ámbito en Canarias. Es importante que Lanzarote pueda tener centros de FP dual relevantes, porque cada vez nos llegan más reclamaciones de que no tenemos personal formado. Es un caballo de batalla con el que me voy a poner muy serio y voy a dar argumentos suficientes, incluso al gobierno de Canarias.

Por otro lado, tenemos que darle una vuelta a la ciudad porque creo que Arrecife se ha quedado muy estancada en los últimos 20 años y ya no es un tema de color político, sino más bien de donde se han puesto las inversiones y las necesidades. Arrecife merece estar a la misma altura del resto de isla, porque si sacamos nota media posiblemente la capital nos esté bajando la nota en términos generales.

Los puertos serán otro tema a tratar, porque aunque creo que la gestión portuaria ha sido muy buena tenemos que seguir dotando nuestros puertos y adecuándolos junto con el aeropuerto. No sé si hace falta ampliar la pista del aeropuerto, pero lo que sí vamos a tener que analizar, tanto con las administraciones y Aena, es que necesitamos un aeropuerto diferente al que tenemos.

Hemos pasado de tener un aeropuerto pintoresco y único a tener uno generalista que puede haber en cualquier ciudad y es que hay determinados días donde donde en la terminal no hay sitio ni para sentarte, por lo menos en la de los vuelos nacionales, por lo que hay que empezar a trabajar en adecuarla. Nuestros turistas pasan por aeropuerto, pero es que nos lo merecemos también los residentes que vivimos en Lanzarote, tenemos que tener las mismas instalaciones que tienen el resto de islas.

Aunque la idea es trazar un plan de isla para los próximos 10 años, también haremos lógicamente actuaciones urgentes, pero necesitamos saber a dónde queremos ir y cuál es el tipo de turismo que queremos tener. Así que de momento, tenemos que hacer una pequeña reflexión y analizarlo todo con mucho detenimiento porque tenemos que consolidar la recuperación y en eso la Cámara va a tener que ser un actor muy principal.

 

¿Ese proyecto que ustedes dicen que van a poner en marcha va a necesitar la voz del Ayuntamiento de Arrecife? ¿o cuanto menos participe mejor?

El Ayuntamiento tiene que ser pieza clave para que podamos reformar y actualizar nuestra capital, no podríamos hacerlo solos, lo que sí le tenemos que dar argumentos suficientes y que vea que el sector empresarial está unido. Siempre va ser más sencillo si le damos herramientas al Ayuntamiento.

Además, yo creo que Arrecife tiene un problema de organización interna, da igual el color político que lo gestione. Todo eso lo vamos a tener que ir trabajando, pero lo que no podemos hacer es darlo ya por bueno, que pasen otros 30 años y la capital vaya a peor.

 

Bilbao, por ejemplo, tenía muchos problemas en los años 80 y ha conseguido transformarse, independientemente del partido político. ¿El problema es que aquí no hay proyecto de ciudad? 

Justamente el modelo que se siguió en Bilbao es el que estamos estudiando para poder trasladarlo a Arrecife, porque creo que ahí tiene que haber una colaboración público-privada muy potente, trazar una hoja de ruta a X años, que fue lo que hicieron en Bilbao. Vamos a poner toda la carne en el asador para que una situación como la que usted comentaba se pueda dar en Arrecife.

Tenemos que conseguir que sea un proyecto de la sociedad y si conseguimos que sea un proyecto de la sociedad, todos vamos a tener argumentos para apoyarlo y esto me lo tomo como algo personal. 

Estoy aquí para sumar, quiero tanto a mi isla, que qué mejor que tuviéramos una gran capital que esté acorde a lo que realmente representamos y que estos tres millones de turistas pasen por la capital, por Arrecife. Por eso, vamos a dinamizar el comercio, darle valor, es un gran trabajo que tenemos que hacer todos, pero vamos a ver cómo se da en esta candidatura.

 

Otra de las novedades de esta Cámara es que tiene una vicepresidenta y muchas mujeres en el comité.

Hemos intentado que el pleno esté tan bien representado que todos los sectores de la sociedad empresarial tengan su espacio y dentro de lo que es el comité ejecutivo lo que hemos hecho es repartirlo en 50-50, me parece que era lo más razonable.

Se trata de gente comprometida que viene a trabajar porque tenemos mucho trabajo, me gustaría que la presidencia lógicamente esté presente en todos los sitios, pero que podamos de alguna manera sectorizar un poco el repartir tareas porque así llegamos a mucha más gente y a muchos más proyectos.

En la Cámara ha habido unas elecciones y lo que hemos intentado es, pues adaptarnos también a los nuevos tiempos creo que era fundamental hacerlo y sobre todo con gente y lo dije ayer. Tenemos una gran responsabilidad no solamente con la institución que creo que está en un nivel muy alto sino con la sociedad de Lanzarote porque tenemos que aprovechar que nuestra primera parada es que la recuperación llegue y que las inversiones lleguen a Lanzarote, todo lo que hemos venido más o menos hablando que se empiecen a ver eso y eso va a depender de nosotros, así que se pensó muy bien el comité ejecutivo. 

Tenemos una vicepresidenta, que es Mamen Martinón, que seguramente me va a acompañar mucho más en la gestión y hay un equipo directivo que merece esto.

 

Anteriormente, se han producido tensiones entre las Cámaras de Canarias, sobre todo con la de Gran Canaria. ¿Tiene algún tipo de plan para colaborar con ellas?

Justamente el jueves tomó posesión el presidente de la Cámara en Gran Canaria, cada día se va a hacer en una isla y lógicamente no he podido hacer movimiento de colaboración todavía, pero si estoy en conversaciones desde hace una semana con Luís Padrón, que va a ser el próximo presidente. 

Me caracterizo por donde he estado, jóvenes empresarios, representando a los autónomos, estoy en el Círculo de Empresarios de Lanzarote, y puedo decir que va a  haber colaboración al cien por cien, el objetivo es abrir las instituciones a otras instituciones y colaborar entre todos.

Para mí una colaboración con el resto de Cámaras Canarias es fundamental y yo no estoy aquí para hacer guerra. Por supuesto tenemos que defender cuáles son nuestros intereses y derechos y eso nadie me lo va me lo va a quitar, pero también tenemos que entender que lo mejor es llegar a un punto de colaboración, que una guerra entre todos, yo por lo menos seré uno de los que más paz ponga con el resto de Cámaras.

 

Volviendo al tema de la autoridad portuaria, el otro día conocimos que viene una inversión de 23 millones de euros. Por tanto, ¿piensan aparcar la idea de la autoridad portuaria independiente?

Lo primero que me gustaría es en estos días es tener una conversación con Luis Ibarra y que me expliqué bien cuál es el parecer de la región, de Canarias, el porqué Lanzarote no debe tener o debe tener una autoridad portuaria y también aprovecharé ver en la Cámara cuál es el sentir que a día de hoy hay sobre este tema. 

Si queremos ir hacia una autoridad portuaria y tiene que ser el objetivo, pues iremos hacia una autoridad portuaria, pero también quiero ver cuáles son y ver cuál es en materia en inversiones que hay en Lanzarote. 

En los próximos años creemos que Canarias podría ser el hub de Europa para dar soporte con África y todo el equipo puede jugar una muy buena posición.

Veo aquí un proyecto muy bonito, tengo que luchar para que parte de la inversión y de los proyectos a futuro se queden y desarrollen en Lanzarote y en eso voy a trabajar porque lo que quiero es que mi economía crezca, se diversifique que dentro de lo que podemos y vamos a ver qué es lo que conseguimos, pero tenemos muy buena línea de trabajo en este aspecto.

Grupo Plenario de la Cámara de Comercio
José Valle, nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Lanzarote
LO MAS LEÍDO