06/dic./2019

Samuel Martín exige una rectificación porque no recibió la citación judicial hasta después de ver la noticia en La Voz

En su escrito comienza negando haber sido citado, aunque a continuación reconoce que se le entregó al día siguiente, cuando fue a preguntar al Juzgado. Después, envió a este medio una foto parcial de la citación para negar que fuera como investigado, aunque la parte que ocultó confirma la veracidad de lo publicado

Samuel Martín exige una rectificación porque no recibió la citación judicial hasta después de ver la noticia en La Voz

El consejero de Coalición Canaria en el Cabildo y candidato al Senado en este pasado 10N, Samuel Martín, ha intentado que La Voz de Lanzarote rectificara la información que publicó el pasado miércoles sobre su citación judicial, pero todo lo que ha remitido desde entonces lo que hace es confirmar lo publicado en esa noticia.

Primero, Martín remitió un escrito de su abogada en el que comenzaba negando haber sido citado, para después terminar reconociendo que sí había recibido la citación. Al día siguiente, ya en conversación telefónica con este medio, su letrada llegó incluso a plantear que no había sido citado como investigado sino como testigo, y para acreditarlo remitió la citación, pero tapando las partes clave que confirman en calidad de qué declarará. Por un lado omitió el encabezamiento, en el que figura como denunciado, y por otro ocultó también la parte final, en la que se le indica que “deberá comparecer acompañado de abogado de su elección” y que “en caso contrario le será designado uno de oficio”. Y precisamente esto es lo que confirma su condición de investigado, ya que los testigos no acuden a declarar con abogado.

En el escrito oficial que habían dirigido previamente a este medio ni siquiera habían intentado negar que su citación fuera como investigado, pese a que sería lo más relevante. Sin embargo, después por teléfono -y sin dejar constancia por escrito- sí intentaron que La Voz rectificara su información. Y cuando este medio le pidió que lo acreditara, su abogada envió esa foto parcial de la citación. Solo ante un nuevo requerimiento de La Voz envió finalmente el documento completo, aunque aún así seguía apareciendo tachado el nombre de Samuel Martín en el encabezamiento, junto a la palabra denunciado.

 

“Totalmente incierta”, según Martín, “a fecha 6 de noviembre”


En cuanto al escrito en el que amenazaba con emprender acciones judiciales, lo que en esencia discutía es que Samuel Martín no había recibido la citación cuando La Voz publicó esta información, lo que según él la convertía en “totalmente incierta”. “A fecha de 6 de noviembre no se había diligenciado ningún tipo de citación a nombre del señor Martín Morera”, comienza señalando su abogada en el documento remitido a La Voz de Lanzarote. Sin embargo, en el folio siguiente reconoce que la entrega de esa citación se produjo el día 7, cuando Martín acudió a los Juzgados tras leer la noticia. En ese momento, y aunque Samuel Martín señala que las “alegaciones” publicadas contra él eran “infundadas”, se le notificó esa citación que ya había sido ordenada por el juez, pero que al parecer no le había sido entregada todavía.

Pese a que en ese momento pudo comprobar la veracidad de lo publicado por La Voz, en su escrito mantiene que la noticia era “incierta”, al parecer porque él no tenía conocimiento de esa citación cuando se publicó el artículo. Además, sostiene que “en ningún momento de las diligencias practicadas se identifica al señor Martín Morera como posible autor de los hechos”, cuando él mismo reconoce que ha sido citado a declarar y cuando los documentos a los que ha tenido acceso La Voz confirman que era la persona denunciada y que ahora comparecerá como investigado.

 

El horario de los hechos


Además, Samuel Martín también rebate otros extremos publicados por La Voz que, según él, incurren en supuestas “injurias y calumnias”, pero que en realidad ni siquiera contradicen la información publicada. Uno de ellos es que los hechos “no se produjeron en la madrugada del 24 de mayo al 25 de mayo, sino concretamente son relativos a unos hechos ocurridos a las 22 horas del 24 de mayo de 2019”. Al respecto, cabe recordar que lo que publicó La Voz es que todo ocurrió “en la noche del 24 al 25”, lo que coincide con el horario señalado por el propio Martín.

Por otra parte, también sostiene que “no son dos testigos sino tres” los que hay en la causa. Es decir, uno más de los que publicó La Voz, lo que en ningún caso convertiría la información en inveraz. Además, en este caso también admite a continuación que ese supuesto tercer testigo no ha sido citado a declarar en sede judicial, por lo que al menos por ahora no formaría parte de las diligencias penales abiertas en el Juzgado de Instrucción Número 3 de Arrecife.

En cuanto a los dos testigos a los que hizo referencia La Voz, afirma que aún no han declarado en sede judicial, aunque reconoce que sí lo hicieron en la Policía Nacional, que fue donde se denunciaron los hechos, dándose después traslado al Juzgado al apreciar indicios de delito. Incluso, hace referencia al contenido de esas declaraciones, a las que difícilmente podría haber tenido acceso si no fuera parte como investigado en estas diligencias penales.

 

“No consta que fuesen testigos de la colocación de las vallas”


“Los testigos, según declaración en sede policial, no consta que fuesen testigos de la colocación de vallas electorales antes de las 22 horas”, sostiene Samuel Martín. El consejero y candidato se refiere así las vallas que fueron denunciadas por el Partido Socialista y que incluían ataques al partido y “un uso indebido e ilegítimo” de sus símbolos, lo que está prohibido por la Ley Electoral.

Al respecto, lo que publicó La Voz es que esos dos testigos señalaron a Martín como presunto autor de los hechos. Concretamente, los denunciantes sostienen que estas dos personas estaban trabajando para el partido y tras ver las vallas que atacaban al PSOE y denunciarlo ante la Policía y la Junta Electoral, les encargaron que las retiraran. Entonces, según su versión, se encontraron en la zona con Samuel Martín, que aseguran que les increpó por quitar esas vallas. Además, también sostienen que otras personas que estaban en el lugar les dijeron que quien las había colocado poco antes era el propio Martín.

Por su parte, el consejero de CC subraya que estos testigos afirmaron que son “colaboradores y simpatizantes del PSOE”, lo que ya de por sí va implícito en la declaración que prestaron. En cuanto al supuesto tercer testigo al que hace referencia Martín, señala que “declaró en sede policial haber presenciado a dos individuos retirando cartelería electoral, y por ello lo puso en conocimiento de la Policía Nacional, sin que se le haya citado a fin de declarar en sede judicial”. Es decir, que en la causa penal ni siquiera es cierto que figuren, al menos por el momento, tres testigos.

En esta sección
Comentarios