22/jul./2019

SE EJECUTÓ JUNTO A FINCA LAS SALINAS, DONDE TAMBIÉN HIZO OBRAS NO AUTORIZADAS

Precintada otra obra ilegal de Rosa, que realizó una enorme excavación con licencia para hacer un aljibe

El Ayuntamiento de Yaiza ordenó paralizar los trabajos tras confirmar que “la excavación se excedió de lo autorizado"

Precintada otra obra ilegal de Rosa, que realizó una enorme excavación con licencia para hacer un aljibe

Fotos: Sergio Betancort

 

El Ayuntamiento de Yaiza ha tenido que precintar una nueva obra ilegal del empresario Juan Francisco Rosa, ordenando su paralización. En esta ocasión, el empresario pidió licencia para construir un aljibe y terminó realizando una enorme excavación junto al hotel Finca Las Salinas, donde a su vez ya había realizado obras ilegales. 

“La excavación superó lo que se había permitido. Se excedió en lo autorizado”, han confirmado a La Voz desde el Ayuntamiento, que no ha precisado las dimensiones del aljibe para el que se concedió el permiso ni tampoco las de la excavación que se terminó realizando, aunque su magnitud puede apreciarse en las imágenes captadas por La Voz de Lanzarote.

Lo que sí han confirmado desde el Consistorio es que la licencia se solicitó a través de una de las empresas de Rosa, Salmepa SL, que a su vez ha tenido como administrador único a Bodegas Stratvs SL y que actualmente figura como "extinguida". Y una vez más, el resultado es el mismo que ha marcado todas las obras conocidas del empresario, tanto en Yaiza como en otros municipios: lo que estaba ejecutando no tenía nada que ver con lo que se había autorizado.

 

Meses de quejas vecinales


En esta ocasión, los trabajos que estaba realizando junto al hotel Finca Las Salinas habían recibido quejas vecinales al menos desde el pasado mes de junio, aunque fue a finales de agosto cuando el Ayuntamiento finalmente ejecutó el precinto y paralizó las obras.

Después, el empresario presentó alegaciones contra esta medida y, según el Consistorio, actualmente las están “estudiando para dar respuesta”, por lo que el expediente “continúa abierto”. 

En cuanto a las quejas vecinales, comenzaron por las molestias que estaba generando la obra, dadas las dimensiones de la excavación, y también por la supuesta ocupación de suelo de otra parcela colindante. Además, un testigo sostiene que los áridos extraídos del terreno estaban siendo trasladados para su uso en una obra pública que se ejecuta en el sur de la isla.

 

“Daños irreversibles” en el inmueble protegido


El terreno donde se estaban realizando estos trabajos fue adquirido por Rosa hace cinco años, cuando compró el hotel Finca Las Salinas para transformarlo en el Stratvs Hotel. En mayo de 2014, el Ayuntamiento ya tuvo que parar las obras que el empresario estaba ejecutando en el inmueble, ya que las comenzó sin tener ningún tipo de permiso.

Juan Francisco Rosa pidió licencia para remodelar el hotel después de iniciar los trabajos y finalmente la obtuvo en diciembre de ese año, por lo que pudo reanudar los trabajos. Sin embargo, también terminó ejecutando obras no autorizadas y causando “daños irreversibles” a este inmueble protegido.

La primera advertencia la dio en junio de 2015 un vigilante del área de Patrimonio del Cabildo, que solo seis meses después de que se concediera la licencia denunció que se había abierto “un gran hueco” en la fachada, aunque el Cabildo no adoptó medidas. Y tampoco lo hizo más de un año después, cuando se realizaron otras dos visitas de inspección y detectaron que el hueco había sido cerrado “mediante piedras y cemento”, así como muchos otros daños causados a los valores patrimoniales del inmueble, tal como se plasmó en un informe fechado en julio de 2016.

Finalmente, tuvo que pasar otro año más para que llegara un nuevo informe de Patrimonio, en agosto de 2017, que concluyó que se había causado ya un “daño irreversible” a los valores patrimoniales de este inmueble protegido y pidió la paralización cautelar de los trabajos. Y aunque entonces por fin esas obras se frenaron, meses después comenzaron otras en la parcela, con la excavación que ahora ha tenido que ser precintada por el Ayuntamiento.

En esta sección
Comentarios