22/Jun/2018

SOLO EN 2015 DEBIÓ PAGAR 2,3 MILLONES SEGÚN LOS PLIEGOS PERO ABONÓ 437.920

Podemos denuncia que el Consorcio renunció a cobrar más de 50 millones de euros de canon a Canal Gestión

“Si alguien ha dado un pelotazo aquí, desde luego no han sido los ciudadanos de Lanzarote”, ha señalado Meca, que tilda de “timo del tocomocho” la operación de San Ginés en el procedimiento negociado para adjudicar el ciclo del agua

Pedro San Ginés, durante la firma del contrato con el director de Canal de Isabel II, que después fue detenido e imputado por corrupción.
Pedro San Ginés, durante la firma del contrato con el director de Canal de Isabel II, que después fue detenido e imputado por corrupción.
Podemos denuncia que el Consorcio renunció a cobrar más de 50 millones de euros de canon a Canal Gestión

El Grupo Podemos en el Cabildo de Lanzarote ha denunciado que el Consorcio del Agua renunció a cobrar más de 50 millones de euros de canon a Canal Gestión Lanzarote tras el procedimiento negociado que modificó sustancialmente las condiciones de los pliegos de contratación. Según la formación morada, de haberse mantenido en el contrato los porcentajes mínimos de canon que establecían los pliegos, es decir, un 4% por el canon A y un 50% por el canon C, el Consorcio habría ingresado casi 2 millones de euros más cada año, multiplicados por los 30 años que dura la concesión.

"Tomando como ejemplo el año 2015, el Consorcio del Agua debería haber ingresado 2,3 millones de euros en concepto de cánones variables, pero solo recibió 437.920 euros, al rebajar al 1% el canon A, que se calcula en función de los ingresos de la empresa por la venta de agua, y al 6% el canon C, correspondiente a las subvenciones y ayudas que se reciben para la desalación", explica la formación. "Solo por este último concepto, Canal se beneficia de más de 1,5 millones de euros al año", subraya. En el pliego inicial se establecía que la mitad de ese dinero de ayudas y subvenciones iría para el Consorcio, pero en la negociación con Canal de Isabel II se le permitió bajar del 50% al 6% ese canon C. Y esto, "extrapolando el dato de 2015 y en el escenario de que esas subvenciones no aumenten aún más, supone que el Consorcio renunció a unos 27 millones de euros solo en ese concepto", denuncia Podemos.

Precisamente esas "enormes reducciones" en los porcentajes de canon, entre otras “sorprendentes alteraciones”, son las que llevaron al TSJC a ordenar revisar el procedimiento de adjudicación del ciclo integral del agua, en una sentencia que el presidente, Pedro San Ginés, había mantenido oculta. “Pedro San Ginés nos vendió que esta empresa venía a regalarnos millones de euros en obras como si fuera una hermanita de la caridad o una organización benéfica, pero la realidad es que lo que hizo Canal fue ahorrarse decenas de millones de euros que debían haberse ingresado en las arcas públicas, a cambio de supuestas obras con las que poder manejar ese dinero a su antojo”, denuncia el portavoz de Podemos, Carlos Meca.

 

"Perdona millones a Canal mientras habla de subir el precio del agua"


“Si alguien ha dado un pelotazo aquí, desde luego no han sido los ciudadanos de Lanzarote”, ha señalado Meca en respuesta a las declaraciones que realizó San Ginés para defender el contrato con Canal tras la sentencia del TSJC. “El presidente insiste en que la empresa ofreció casi 40 millones de euros más en inversiones, pasando de los 15 que se exigían en los pliegos a los 54 millones que se comprometió a invertir en obras, pero olvidó decirnos que esos 40 millones extra en supuestas obras salían del bolsillo de los ciudadanos de esta isla, que tenían que haber recibido mucho más en forma de canon para las arcas del Consorcio del Agua”, insiste Meca, que denuncia que San Ginés perdona millones de euros a esta empresa mientras habla ahora de subir la tarifa que pagan por el agua los vecinos de la isla. 

Además, añade que "al escándalo que supone esta especie de timo del tocomocho, que incluso dando por buenas las obras supuso perder al menos 15 millones de euros, se suman las dudas que despiertan esas obras, cuyos resultados siguen sin verse". Y es que aunque Canal asegura que ya ha ejecutado más del 80 por ciento de las inversiones comprometidas, Meca insiste en que "de forma insólita siguen sin reducir las pérdidas de agua".

“Ahora empezamos a entender por qué San Ginés negoció con la empresa perdonándole más de 50 millones de euros en canon y decidió multiplicar por cuatro el importe de las obras en inversiones. Unas obras cuya contratación tramitaría directamente Canal Gestión en los primeros cinco años de la concesión”, señala Meca, que recuerda las causas de corrupción que pesan sobre esa empresa y sobre varios de sus directivos por amañar contratos, inflar facturas y repartirse comisiones. “Quizá eso explica por qué San Ginés pidió encarecidamente a Canal de Isabel II que mantuviera en su puesto de gerente a Gerardo Díaz al menos hasta que se terminaran las obras, petición que hizo cuando Díaz ya había sido detenido e imputado por corrupción en su anterior etapa en Canal”, mantiene el portavoz de la formación morada en el Cabildo.

 

"Gravísimas explicaciones sobre la sentencia sobre el Plan Hidrológico"


Además, Podemos ha tildado de “gravísimas” las explicaciones dadas por San Ginés sobre la sentencia que declaró ilegal el monopolio del agua que establece el planeamiento hidrológico de Lanzarote. “Asegurar, como hizo el presidente, que ‘si Canal Gestión no cubre los costes de producción, porque se pierden los ingresos del agua turística en un grandísimo porcentaje, habría que obtenerlos subiendo el precio del agua de abastos’, es tanto como reconocer que San Ginés tenía un acuerdo previo no escrito con Canal Gestión para cerrar o incautar desaladoras”, señala Meca.

“Desde luego, la forma en que incautó la desaladora de Montaña Roja invita a sospechar que ese acuerdo existía, arriesgándose incluso a sentarse en el banquillo con tal de beneficiar los intereses de una empresa a la que ya había favorecido, según el TSJC, para adjudicarle el negocio del agua en la isla. San Ginés insiste en que las desaladoras privadas están prohibidas desde hace 30 años en la isla, pero grandes nubarrones se ciernen sobre por qué se decidió a actuar contra ellas poco después de que Canal Gestión se hiciera con la gestión del agua”, asegura el portavoz de Podemos.

En esta sección
Comentarios