19/Jul/2018

CRITICAN QUE SE RELACIONEN LOS EXPEDIENTES CON UNA OPERACIÓN EN ALEGRANZA

Seis asociaciones de la Guardia Civil denuncian "presiones e injerencias inaceptables" a favor de la sargento del Seprona

Piden que “cesen las presiones que intentan influir en la instrucción de los expedientes disciplinarios” abiertos contra ella y reclaman "respeto por la imagen profesional y la honorabilidad de los guardias civiles"

Seis asociaciones de la Guardia Civil denuncian "presiones e injerencias inaceptables" a favor de la sargento del Seprona

Seis asociaciones que representan a guardias, cabos, suboficiales y oficiales de la Guardia Civil han emitido un comunicado conjunto este miércoles para pedir que “cesen las presiones que intentan influir en la instrucción de los expedientes disciplinarios” abiertos a la sargento del Seprona en Lanzarote, Gloria Moreno, que actualmente está suspendida de sus funciones de forma cautelar.

“Desde su inicio, los expedientes se han visto sometidos a presiones e injerencias inaceptables, con la difusión de periódicos comunicados ajenos a la verdad, en medios de comunicación y redes sociales, en un claro intento de influir en los expedientes a través de la presión social y/o política”, denuncian estas asociaciones de la Benemérita, que exigen “respeto” a este cuerpo y a sus procedimientos internos.

Desde hace meses, colectivos y asociaciones ecologistas han venido enviado comunicados y recogiendo firmas en defensa de la sargento y e incluso han creado una plataforma y han iniciado una recogida de firmas, pero el detonante de este comunicado está en el artículo publicado esta semana por el diario El País, bajo el título “El suplicio de la agente que plantó cara a los cazadores de aves protegidas”.

 

“Una burda manipulación”


Según los agentes representados en estas asociaciones, ese reportaje “relaciona, sin aportar dato objetivo alguno, los expedientes disciplinarios” abiertos a Gloria Moreno con un servicio realizado por este cuerpo en el año 2015 en el islote de Alegranza. “No existe relación directa o indirecta alguna entre los expedientes disciplinarios que se instruyen a la sargento en cuestión y el servicio realizado el año 2015 en Alegranza. Afirmar lo contrario constituye una burda manipulación y un engaño manifiesto a los ciudadanos, sin perjuicio del grave daño a la imagen de la Institución”, señalan.

En su comunicado, las asociaciones defienden que el Seprona “ha destacado desde su creación por su inquebrantable labor en favor del medioambiente y la protección animal” y afirman que “en la isla de Lanzarote ha desarrollado desde su creación el año 1998 una grandísima labor a favor del interés general y ajena a presiones o intereses particulares, con servicios muy relevantes que constan en las hemerotecas”. Por eso, insisten en pedir “respeto por la imagen profesional y la honorabilidad de los guardias civiles del Seprona en la isla de Lanzarote”.

Por último, concluyen mostrando su esperanza de que el comunicado sirva “para lanzar una petición a la ciudadanía en general y a la sociedad lanzaroteña en particular, de confianza en una institución como es la Guardia Civil que está al servicio del ciudadano, y cuya imagen pública no merece daño por intereses particulares”.

En esta sección
Comentarios