TODOS DEBERÁN PAGAR TAMBIÉN MULTAS DE MÁS DE 3 MILLONES DE EUROS

Los acusados de introducir en la isla 23 fardos de hachís aceptan penas de más de 3 años de cárcel

Han llegado a un acuerdo de conformidad para evitar el juicio, reconociendo los hechos y consiguiendo una rebaja en las penas que solicitaba la Fiscalía

Los acusados de introducir en la isla 23 fardos de hachís aceptan penas de más de 3 años de cárcel
Los acusados de introducir en la isla 23 fardos de hachís aceptan penas de más de 3 años de cárcel

Saúl Hernández Martín, uno de los cinco acusados de introducir en la isla 23 fardos de hachís en junio de 2014, ha aceptado una condena de tres años y diez meses de cárcel y el pago de una multa de más de 3 millones de euros. Inicialmente, el Ministerio Fiscal había solicitado para él seis años y medio de prisión por "un delito de tráfico de drogas que no causa grave daño a la salud", pero ha decidido rebajar la pena después de que el acusado reconociera los hechos y aceptara un acuerdo de conformidad.

Igual que él, los otros cuatro acusados también han reconocido los hechos durante la vista celebrada en Arrecife, ante la Sección Sexta de la Audiencia Provincial, por lo que no ha sido necesario continuar con el juicio. Así, Ismael Hernández Hernández, Mani Tomo Geshe Kiolb, Giovani Hernández Martín y Omar Martín Rodríguez han aceptado una pena de tres años y un día de cárcel, así como el pago de una multa superior también a los 3 millones de euros.  Para ellos cuatro, la Fiscalía pedía inicialmente cinco años y medio de prisión.

 

Los hechos


Los hechos, según se ponía de manifiesto en el escrito de acusación de Fiscalía y según han reconocido los acusados, ocurrieron pasada la 1,30 de la madrugada del 8 de junio de 2014, cuando los acusados Saúl Levi Hernández Martín e Ismael Hernández Hernández se dirigieron, "a bordo de una embarcación tipo zodiac", a la zona "conocida como piscina de Robayna-Haría, portando 23 fardos de hachís".

En la orilla les esperaban Mani Tomo Geshe Kolb, Omar Martín Rodríguez y Giovani Hernández Martín, quienes, en compañía de otra persona que no ha podido ser identificada, cargaron los fardos en una furgoneta Nissan Primastar, propiedad de uno de ellos. Dos de los acusados subieron a bordo del vehículo lanzadera, una furgoneta Kia Prego, y seguidos por la otra furgoneta que portaba la droga, iniciaron la marcha por el camino que da a la carretera de Mala a Arrieta.

IMG_6692

Los fardos, con un peso de 683,79 kilos y que habrían alcanzado un valor de más de 1.020.000 euros en el mercado ilícito,  "fueron intervenidos" cuando la furgoneta en la que los portaban "quedó abandonada" en un camino de tierra cercano a la rotonda que enlaza la carretera de Teguise-San Bartolomé con la carretera LZ 402. 

LO MAS LEÍDO