La abogada de la acusación, a San Ginés: “Cuanto más intentan retrasar el juicio, más culpables parecen”

La defensa del expresidente ha hecho otro intento de suspender la vista nada más comenzar el juicio, pero la magistrada lo ha rechazado, recordando que eran cuestiones ya resueltas

Pedro San Ginés hablando con su abogado en un receso del juicio. Fotos: José Luis Carrasco
Pedro San Ginés hablando con su abogado en un receso del juicio. Fotos: José Luis Carrasco

“Cuanto más intentan evitar la celebración de este juicio, más culpables parece que sean. Alguien inocente, quiere que se celebre cuanto antes”. Eso es lo que ha advertido la abogada de la acusación popular, Nora Ferrer, durante la primera jornada del juicio por la incautación de la desaladora de Montaña Roja. Y es que tras todos los intentos previos fallidos, la defensa de Pedro San Ginés ha vuelto a pedir que se suspendiera nada más comenzar la vista.

Para ello, ha alegado de nuevo que no hay una acusación legítimamente personada, lo que ya ha sido contestado en varios autos de distintas secciones de la Audiencia Provincial, el último esta misma semana.

Además, se ha aferrado otra vez al mismo argumento con el que consiguió suspender el juicio hace un año, alegando que la titular del Juzgado de lo Penal Número 3 de Arrecife no es la competente para juzgar la causa. Eso lo esgrimó cuando ya se había celebrado una jornada del primer juicio, y el abogado de San Ginés amenazó incluso a la jueza con denunciarla por prevaricación si continuaba.

Finalmente consiguió que se suspendiera la vista, pero después la Audiencia tumbó sus argumentos y ordenó que continuara con la misma magistrada. Y también rechazó la recusación que presentó después Pedro San Ginés contra la jueza, y que le supuso una multa de 1.000 euros por mala fe. Curiosamente, el abogado de San Ginés ha asegurado este martes que en realidad no presentó esa recusación y que se “malinterpretó” su escrito.

“A ver si esta vez es capaz de explicarse esta parte”, ha afirmado el abogado tras ese preámbulo, antes de volver a repetir como cuestiones previas todo lo que ya había sido previamente desestimado en otras instancias.

“Han presentado todos los recursos que existen. De amparo, de queja y hasta han ido al Tribunal Constitucional. Pero esta letrada está aquí porque hay multitud de resoluciones que lo permiten”, ha subrayado la abogada de la acusación, insistiendo en que esas resoluciones “son firmes y les dicen que no tienen razón”.

“Es posible que lo que les ocurra a las defensas es que confunden y creen que hay nulidad cuando no les dan la razón”, ha ironizado, en referencia a los incidentes de nulidad que han presentado. El último llevó a suspender la primera jornada del juicio que estaba prevista para la pasada semana, pero finalmente la Audiencia la resolvió -y rechazó- a tiempo para que pudiera comenzar este martes.

“Les da igual lo que digan las resoluciones de los tribunales de justicia”, ha reprochado Ferrer, tras volver a escuchar los mismos alegatos de las defensas.

 

La fiscal defiende que se celebre el juicio

Por su parte, también la fiscal ha pedido que continúe el juicio. Y aunque finalmente no formuló acusación, la representante del Ministerio Público sí ha asistido e interrogado a acusados y testigos.

Además, al oponerse a las cuestiones previas de la defensa de San Ginés, ha subrayado que la acusación particular, que ejercía Club Lanzarote como perjudicada por la incautación, “no ha pedido el sobreseimiento” y “tampoco ha renunciado expresamente” a lo que pudiera corresponderles.

“Solo presentó un escrito en el que afirmaba que había decaído su interés”, ha recordado la fiscal. Un escrito que Club registró tras firmar un convenio con Pedro San Ginés, cuando aún era presidente, y años después de interponer esta querella contra él.

Tras escuchar a todas las partes, la magistrada ha defendido su competencia para celebrar la vista, rechazando así esa cuestión previa. “Queda desestimada nuevamente”, ha subrayado, recordando que “ya fue resuelta por la Audiencia”. Respecto al resto, ha indicado que se resolverá en sentencia.

A continuación, antes de comenzar el juicio ha accedido a la otra petición de la defensa de San Ginés, que había pedido un receso si no se atendía su petición de suspender la vista. “Pido un receso para comentar con nuestro cliente cuál será nuestra estrategia”, ha solicitado, en medio de un juicio que espera desde hace años.

La jueza lo ha autorizado y ha dado 10 minutos, en los que San Ginés y su abogado -junto a otros dos letrados que también lo acompañaban- han estado en el pasillo, a veces juntos y a veces haciendo tiempo y hablando con otras personas que se encontraban allí.

Después ha comenzado por fin la vista, primero con la declaración de los acusados y después con los primeros testigos que ya estaban citados para este martes. Así, se ha unido en una jornada lo que estaba previsto hacer en dos, debido a la suspensión del señalamiento de la pasada semana por esa petición de nulidad de San Ginés, que volvió a ser rechazada este lunes.

LO MAS LEÍDO