Una niña contempla cómo arrojan a su hermano al mar tras morir en la patera

Con ella llegan otros dos menores, dos niños de entre ocho y nueve años. También una embarazada, en situación delicada

Embarcación de Salvamento Marítimo
Embarcación de Salvamento Marítimo

El relato de una niña de unos doce años de Guinea Conakri acaba de dejar helados a los miembros de los servicios de emergencia que atienden a la última de las pateras llegadas al sur de Gran Canaria: Su hermano, de nueve, falleció solo unas horas antes, mientras estaban perdidos en el Atlántico, y sus compañeros de travesía arrojaron su cuerpo al mar.

La Guardamar Talía, de Salvamento Marítimo, ha regresado la noche del viernes al puerto de Arguineguín con una patera poco habitual, formada en su mayoría por mujeres: 21 de sus 34 ocupantes lo son, entre ellos una niña y una joven embarazada.

Los ocupantes de la barquilla, subsaharianos, aseguran que llevaban unos cinco días en el mar cuando los encontró un avión de Salvamento, unos 160 kilómetros al sur de la tierra que ahora pisan.

​Lea la noticia completa en La Provincia

LO MAS LEÍDO