Montaña Mina, escenario de un simulacro de accidente aéreo con 11 fallecidos

El ejercicio ha simulado el accidente de un avión ATR-72 con 17 ocupantes

Simulacro de accidente aéreo en Montaña Mina
Simulacro de accidente aéreo en Montaña Mina

El Aeropuerto César Manrique-Lanzarote, siguiendo el programa establecido en su Plan de Autoprotección, ha realizado este miércoles un simulacro de accidente aéreo, que ha puesto a prueba la capacidad de respuesta de los servicios de seguridad del aeródromo y la coordinación con los medios de ayuda externa.

El ejercicio simuló el accidente de un vuelo comercial destino Funchal, con 14 pasajeros y 3 tripulantes. La aeronave, un ATR-72, turbohélice bimotor, presentó una pérdida de potencia en ambos motores, escorando e impactando en la zona de Montaña Mina, fuera del recinto aeroportuario. 

Simulacro de accidente aéreo en Montaña Mina

El avión sufrió daños irreparables y, de los 17 pasajeros, 11 resultaron fallecidos y el resto presentaban heridas de diversa consideración.

 

Un simulacro adaptado a la situación por el Covid 

Tras observar el accidente y de manera inmediata, desde Torre de Control se dio el aviso al Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios (SSEI) y se comunicó el accidente al Centro de Operaciones, activándose así el Plan de Autoprotección del Aeropuerto.

Se estableció el Puesto de Mando Principal y el Avanzado, y se activaron el Plan de Emergencia Insular (PEIN) y el Plan Territorial de Emergencias de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Canarias (PLATECA). Una vez el fuego fue extinguido, se coordinó la llegada de las ambulancias y la atención y traslado a centros hospitalarios de los pasajeros afectados.

Reunión Comité Técnico del simulacro de accidente aéreo en Montaña Mina 

En el ejercicio se activaron también las salas de familiares para acoger y proporcionar asistencia psicológica y sanitaria a los allegados. Una vez controlada la situación y declarada la zona como segura, los puestos de mando dieron por finalizado el simulacro.

Debido a la situación derivada de la pandemia, se han minimizado los contactos, cumpliendo con los requisitos exigidos de máximos de personal en cada escenario del ejercicio (con mascarilla obligatoria, distanciamiento social e higiene de manos).


Servicios de emergencias que han participado 

En la realización de este ejercicio, además del personal de Aena y de las empresas que trabajan en el aeropuerto, ha participado la Delegación del Gobierno y Dirección Insular, el Gobierno de Canarias a través del Centro de Coordinación de Emergencias 112, el Cabildo de Lanzarote, el Consorcio Insular de Emergencias, Cruz Roja, Guardia Civil y Policía Local de San Bartolomé.

Según Aena, el objetivo del simulacro ha sido alcanzado, poniendo a prueba la efectividad de los contenidos del Plan de Autoprotección, la coordinación de todos los recursos, la eficacia en la respuesta, y el aumento de la confianza de los equipos y personas que intervienen en este tipo de situaciones.

Con este ejercicio, afirma además que el Aeropuerto César Manrique-Lanzarote cumple con la normativa de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) en lo que respecta a la planificación de emergencias, donde se recogen todos los procedimientos de actuación, así como los protocolos para solicitar ayuda externa y coordinarla.

 

LO MAS LEÍDO