La Guardia Civil identifica a cinco personas en Lanzarote por una presunta estafa de alquileres falsos

También está investigada una sexta persona en Sevilla, a raíz de varias denuncias que se presentaron en Fuerteventura

La Guardia Civil detiene a un hombre que forzó la cerradura de cinco vehículos en Papagayo

Cinco personas residentes en Lanzarote y un sexto en Sevilla han sido identificados por la Guardia Civil como presuntos autores de un delito de estafa, al cobrar adelantos por alquileres de viviendas que realmente no existían.

La investigación se inició en Fuerteventura, tras recibirse denuncias de cinco víctimas. La mayoría de las supuestas casas que se ofrecían estaban en Corralejo, pero también había una en Lanzarote, desde donde operaban.

Los investigados tienen edades comprendidas entre los 24 y 42 años y ya tenían otros antecedentes. En total, consiguieron hacerse con 2.600 euros se los perjudicados.

 

"Las víctimas se pusieron en contacto con el estafador mediante anuncios en una conocida red social para buscar viviendas vacacionales situadas supuestamente en la isla de Fuerteventura. Tras contactar las víctimas con la anunciante, ésta le solicitaba el ingreso del dinero mediante transferencias inmediatas o bien por una aplicación para realizar la reserva de la vivienda, con lo que quedaría reservado el inmueble y el acuerdo definitivo para hacer la entrega de llaves", señala la Guardia Civil.

Una vez realizadas las transferencias, las víctimas se desplazan hasta el lugar donde habían quedado con el anunciante para la recogida de llaves, pero los autores de los hechos no se presentaban.

Además, desde el momento de realizar el pago quedaban bloqueadas por la persona con la que habían mantenido conversación vía mensajería instantánea, con lo que no podían volver a contactar con el anunciante. "Los autores solían cambiar el perfil de la red social que utilizaban para el anuncio o bien bloqueaban a los denunciantes, para que así no pudiesen ponerse en contacto con ellos", precisan desde la Benemérita.

LO MAS LEÍDO