La Guardia Civil denuncia a una embarcación e incauta un trasmallo en Lanzarote

El barco fue detectado e interceptado por una patrullera del Destacamento Marítimo de Fuerteventura

Trasmallo incautado por la Guardia Civil en una embarcación en Lanzarote
Trasmallo incautado por la Guardia Civil en una embarcación en Lanzarote

La Guardia Civil del Destacamento Marítimo de Fuerteventura procedió el pasado 19 de febrero a denunciar a una embarcación profesional, aprehendiendo un arte de pesca prohibido, concretamente un trasmallo, en aguas de Lanzarote.

Los hechos ocurrieron sobre las 12:30 horas, en la zona  que rodea el Cabo Ancones, al noreste de la isla, cuando los agentes localizaron en inspeccionaron una embarcación profesional que había sido detectada previamente practicando la pesca con trasmallo, y en la que había dos pescadores. 

Una vez inspeccionada la embarcación, comprobaron que llevaba un trasmallo de unos 60 metros y distintas clases de pescado. Al respecto, desde la Guardia Civil recuerdan que la Ley de Pesca de Canarias prohíbe el uso de este arte en las aguas de Lanzarote, por lo que se procedió a denunciar administrativamente a la embarcación por la comisión de una presunta infracción grave, que podría acarrear sanciones económicas de hasta 60.000 euros.

"La Guardia Civil, entre sus diferentes funciones de vigilancia de las aguas territoriales españolas, conservación de la naturaleza y el medio ambiente, control e inspección pesquera y de embarcaciones deportivas, realiza  vigilancias y control del litoral, dando como fruto actuaciones como ésta, que aseguran el cumplimiento de las leyes que garantizan una pesca responsable", señalan en un comunicado. Además, desde la Benemérita explican que están reforzando la vigilancia en Lanzarote, al haber sido "alertados desde hace cierto tiempo por ciudadanos anónimos preocupados por el aumento de este tipo de prácticas en la isla".

 

El trasmallo

El trasmallo es un arte de enmalle fijo al fondo de forma rectangular, constituido por una o varias piezas unidas entre sí. Cada pieza está formada por tres paños de red superpuestos, que se arman conjuntamente entre dos trallas.

La pesca con trasmallo se basa en que los peces no perciben la red, con lo que al tropezar con ella empujan el paño tupido formando bolsas de las que ya no pueden salir.

"En el territorio del Archipiélago Canario está totalmente prohibido su uso y sólo se autoriza en determinadas zonas", recuerdan desde la Guardia Civil.

LO MAS LEÍDO