LA CANTIDAD TOTAL QUE LE ENTREGARON ASCIENDE A CASI 3.000 EUROS

Detenido el dueño de un taller mecánico en San Bartolomé por un supuesto delito de estafa

Según la Guardia Civil, es el presunto autor de cinco fraudes, en los que pedía a las víctimas un dinero por adelantado para unas reparaciones que luego no realizaba

 Detenido el dueño de un taller mecánico en San Bartolomé por un supuesto delito de estafa
Detenido el dueño de un taller mecánico en San Bartolomé por un supuesto delito de estafa

La Guardia Civil de San Bartolomé detuvo el pasado día 20 de junio a un hombre de nacionalidad española como presunto autor de cinco estafas por un importe total de 3.000 euros. Según la Benemérita, el arrestado “presuntamente solicitaba dinero por adelantado con la supuesta finalidad de realizar una serie de reparaciones de vehículos que finalmente no cumplía”.

La investigación comenzó cuando, a comienzos de este mes de junio, se recogió una denuncia donde se informaba a la Guardia Civil sobre un presunto caso de estafa en un taller de mecánica en el municipio de San Bartolomé. El afectado relató en su denuncia que había dejado su vehículo el pasado mes de abril en el local, donde le reclamaron un anticipo para la compra de los repuestos, aunque no le entregaron factura ni documento alguno. Semanas después el denunciante aseguró que retiró su vehículo sin que se le realizara reparación alguna.

Los agentes iniciaron las correspondientes investigaciones de cara a comprobar el delito descrito, comprobando además que el mismo comercio había sido paralelamente denunciado por casos similares.

 

El total del dinero entregado asciende a casi 3.000 euros


De análisis de la documentación recopilada, la manifestación de varios testigos y las investigaciones policiales practicadas, la Guardia Civil observó cómo el detenido presuntamente siempre seguía "una misma secuencia delictiva". Según la Benemérita, el propietario del taller solicitaba dinero como anticipo de la reparación, sin aportar documento alguno de dicha entrega ni de la entrada del vehículo en el taller, daba una primera información de palabra alegando saber el motivo de la avería y que disponía de la solución, pero luego pasaban días o incluso semanas y la reparación no se efectuaba. Por ello, las víctimas perdían el dinero que habían adelantado.

Además, una de las víctimas informó a los agentes de que su vehículo había salido del citado taller con 3.000 kilómetros de más. Por todo ello, la Guardia Civil detuvo a esta persona por un supuesto delito de estafa, quedando a disposición del correspondiente Juzgado de guardia de Arrecife.

LO MAS LEÍDO