Un conductor choca con un vehículo de la Guardia Civil y embiste a un agente tras haberse dado a la fuga

Otra patrulla lo venía persiguiendo por varios municipios, pero eludió las señales de alto y siguió conduciendo de forma temeraria. Dio positivo en el test de alcohol y en el de drogas

El vehículo de la Guardia Civil embestido por un conductor
El vehículo de la Guardia Civil embestido por un conductor

Un conductor colisionó en la madrugada del jueves al viernes con un vehículo de la Guardia Civil, tras haberse dado a la fuga cuando otros agentes le dieron el alto. La persecución se inició en la LZ-20 en dirección a Arrecife y terminó ya en el municipio de Tías, donde había otro control que también intentó eludir, provocando el accidente.

El agente que estaba en la carretera y que le hizo indicadores para que se detuviera resultó embestido por el vehículo y tuvo que ser trasladado al Hospital, con una dislocación en el hombro. En cuanto al conductor, dio positivo en las pruebas de alcohol y de drogas y tras ser detenido, en la mañana del viernes pasó a disposición judicial y quedó en libertad con cargos, por atentado contra la autoridad, daños y delitos contra la seguridad vial, incluyendo conducción temeraria.

Los hechos se iniciaron sobre las 2,30 de la madrugada, cuando una patrulla que realizaba funciones de prevención de seguridad ciudadana estaba circulando por la carretera LZ-20 y observó a un vehículo conduciendo de forma imprudente y zigzagueando. En ese momento le dieron el alto para que se detuviera en una zona segura, pero continuó conduciendo hasta que finalmente paró ya a la altura de los cuarteles de Arrecife, pero en medio de la carretera.

Los agentes volvieron a indicarle que se desplazara a una zona segura, pero entonces el conductor aceleró y continuó la marcha en dirección a Playa Honda. Durante la persecución, según el atestado remitido al Juzgado, el coche llegó a colisionar lateralmente con varios muros y balizas de la carretera y estuvo a punto de volcar. Además, durante un tramo circuló en sentido contrario, invadiendo el otro carril y obligando a los conductores a frenar o a desplazarse al arcén para evitar un choque.

Finalmente, al llegar a la rotonda de Mácher había otro vehículo de la Guardia Civil estacionado y el agente que estaba en la carretera le hizo indicaciones para que se detuviera. Sin embargo, según el atestado volvió a hacer caso omiso y el agente tuvo que apartarse para no ser atropellado, aunque terminó siendo alcanzado en un lateral. Además, el conductor chocó contra el vehículo, en el que se encontraba otro guardia civil, que no llegó a resultar herido.

Incluso en ese momento, según la denuncia, el conductor se siguió resistiendo a salir del vehículo, por lo que tuvieron que sacarlo los agentes que venían persiguiéndolo. Él presentaba heridas en la cara, los brazos y las piernas, pero cuando llegaron las ambulancias rehusó ser trasladado al hospital.

Entonces fue detenido y trasladado a las dependencias de la Guardia Civil, hasta que por la mañana pasó a disposición judicial, quedando en libertad con cargos.

 

LO MAS LEÍDO