Viento del Noreste exige "coherencia" a las administraciones y denuncia que el Rally volverá a atravesar El Jable

La asociación ecologista reclama que ese tramo de la prueba se elimine "para siempre" y alerta del impacto que ocasiona sobre la fauna y la flora

Vehículos aparcados en la zona de El Jable
Vehículos aparcados en la zona de El Jable

Indignación por laLa Asociación Viento del Noreste (Desert Watch) afirma haber recibido “con incredulidad” la noticia de que las diferentes administraciones de la isla, como el Cabildo y ayuntamientos, han autorizado un año más el Rally Isla de los Volcanes, que se celebrará los días 29 y 30 de este mes. Desde la organización señalan que este evento discurre por gran parte del centro de Lanzarote, “incluyendo una parte que se llevará a cabo dentro del ámbito de El Jable”, por lo que alertan del impacto que podría tener sobre la fauna y la flora de esta zona. Por ello, solicitan que se elimine ese tramo de la prueba deportiva "para siempre". 

Desde la organización subrayan que El Jable “es un corredor de arenas organolépticas donde abunda la vida de un ecosistema frágil y único en el archipiélago”. Además, destacan “su carácter desértico”. “La flora y la avifauna son dos de los pilares sobre los que se sustenta que gran parte de este territorio goce de alguna declaración proteccionista, como por ejemplo el Parque Natural Archipiélago de Chinijo o la Zona de Especial Protección para las Aves Islotes del norte de Lanzarote y Famara”, explican desde la organización.

“Si bien estas áreas no cubren la totalidad del ecosistema del Desierto de El Jable, las especies que desarrollan su ciclo vital en él sí lo hacen, y es por ello que hay que tratar con especial sensibilidad y cuidado cualquier actuación que se lleve a cabo sobre este ámbito”, añaden desde Viento del Noreste. 

La Asociación detalla además que una de las características de la avifauna de El Jable, que la hace tan sensible a este tipo de eventos, es que “las aves esteparias nidifican directamente en el suelo, por lo que en el periodo de cortejo, nidificación y cría son muy sensibles a las perturbaciones, lo que puede originar desde la supresión de la puesta hasta el abandono de los polluelos por estrés”.

“Este peligro no se circunscribe exclusivamente sobre las aves, sino que después de las escasas lluvias de este año, la explosión de la flora endémica y exclusiva de el Jable de Lanzarote y Fuerteventura como el ajillo de gato, atrae a  numerosas especies de insectos, reptiles y pequeños mamíferos como la musaraña presentes en el lugar”, señalan desde Viento del Noreste. Además, afirman que se trata, en resumidas cuentas, “de una rica biodiversidad que ha despertado el interés de científicos de todo el mundo y que debe tratarse con el debido cuidado”.

 

Los seguidores del rallye, los que mayor presión ejercen sobre el ecosistema

La Asociación apunta que ha detectado que la mayor presión “es la que ejercen seguidores de estos eventos deportivos”, que ocupan con sus propios vehículos “las áreas cercanas al trazado que coinciden con zonas de bailes nupciales de la avutarda hubara y donde la nidificación del corredor sahariano y el alcaraván está en una fase crítica de eclosión o alimentación de pequeños polluelos”.

Señalan además que en convocatorias pasadas también se ha detectado “el abandono de basura, la invasión de espectadores de zonas de alto valor ecológico o la compactación de la arena por paso de vehículos”, así como “agresiones que han podido perpetrarse debido a una ausencia generalizada de vigilancia por parte de las autoridades que deben garantizar la conservación de este espacio”. 

La Asociación Viento del Noreste solicita que, en aras de la coherencia con las declaraciones oficiales sobre desarrollo sostenible, conservación y otros muchos proyectos en los que se mencionan los enormes valores naturales del El Jable, “dichas autoridades respeten este delicado hábitat y eliminen de la competición el tramo que pasa por El Jable para siempre”.

LO MAS LEÍDO