La presencia policial y el fuerte viento marcan el primer viernes sin toque de queda en Lanzarote

El Charco de San Ginés concentró menos gente que en fines de semana anteriores y los agentes también se desplegaron por los puntos habituales de botellones

Presencia policial en El Charco en el primer viernes sin toque de queda (FOTOS: Adriana Sandec)
Presencia policial en El Charco en el primer viernes sin toque de queda (FOTOS: Adriana Sandec)

El primer viernes sin toque de queda en Lanzarote se afrontaba con preocupación, pero el fuerte viento y la presencia policial terminaron marcando la noche. En zonas como El Charco de San Ginés, se vio incluso menos gente que en fines de semana anteriores.

El horario de la hostelería también se ha ampliado hasta la medianoche, pero desde las 23,30 horas, la mayoría de las terrazas empezaron a quedarse ya vacías. En cuanto a las escenas que se han dado otros viernes y sábados, con grupos numerosos concentrados en el muro de El Charco, no se repitieron la pasada noche.

Patrullas policiales estuvieron recorriendo la zona de forma constante y, de hecho, eso fue lo más comentado entre los que decidieron salir a pesar del mal tiempo. 

Además, los agentes también se desplegaron en otras zonas que se han convertido en puntos habituales de botellones. Ni en la explanada del Recinto Ferial, que ya estaba siendo controlada desde hace meses, ni en otros puntos donde se habían trasladado estos encuentros de jóvenes, como San Francisco Javier, se vieron este viernes concentraciones. 

LO MAS LEÍDO