Lanzarote Bus no se sentará más con los huelguistas tras la rotura de guaguas: “La situación es insoportable”

El abogado de la empresa asegura que alguien ha arrojado piedras a los parabrisas de los vehículos. “Son guaguas de transporte escolar, imaginemos lo que puede pasar si van niños dentro”

Rotura de ventanas en guaguas de Lanzarote Bus

Lanzarote Bus ha tomado la decisión de no sentarse a negociar más con Intersindical Canaria ni con el Comité de Huelga, a raíz de los actos vandálicos que han sufrido algunas de las guaguas de la empresa, después de que alguien arrojara piedras a los parabrisas de varios vehículos.

“La situación ha llegado a un extremo insoportable”, ha señalado el abogado de Lanzarote Bus, Gustavo Falero, en Radio Lanzarote – Onda Cero. “Son guaguas de transporte escolar, imaginemos lo que puede pasar si van niños dentro”, ha apuntado Falero, que añade que desde la empresa “no señalan a nadie” como autor de estos actos, que ya han denunciado ante la Policía.

“Yo no estoy señalando a los conductores de Lanzarote Bus, la mayoría son grandes profesionales y personas muy educadas y correctas”, ha reconocido, añadiendo que será la Policía la que realice la investigación. No obstante, subraya que “quien pretenda doblegar a la empresa de esa manera, se está equivocando”.

En relación a las peticiones del comité de huelga, Falero ha detallado que le han hecho llegar una oferta a la Federación de Transportes de Intersindical Canaria, representada por José Manuel Moreno, en la que ofrecen “una subida salarial a cuenta del convenio de 129 euros mensuales a partir del mes de febrero”. Sin embargo, Falero ha asegurado que “no han contestado”, subrayando que desde la empresa “no se van a mover más”.

“Todas las empresas trabajan igual en Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, y en la única empresa en la que han hecho huelga es en Lanzarote Bus”, ha criticado Falero, que además asegura que “no les cabe en la cabeza” cómo Intersindical Canaria, siendo uno de los sindicatos mayoritarios del sector, convocó una huelga “de golpe y porrazo”. “Llegaron un día y dijeron que queremos esto, y si no, a la huelga, sin dar opciones de negociación desde el primer momento”.

 

“¿Por qué IC no se sienta a negociar el convenio provincial de transporte discrecional?”

Gustavo Falero también afirma que otra de las cuestiones que Lanzarote Bus no entiende es la petición de un “convenio de empresa” por parte de Intersindical Canaria. “¿Por qué IC no se sienta a negociar el convenio provincial de transporte discrecional?”, ha preguntado, señalando que existe “una mesa abierta” para el convenio de transporte, y que el sindicato no se ha sentado a negociar.

“Nosotros hemos hablado con la federación y le hemos dicho por qué no se sientan a negociar el convenio, y nos dicen que no les han llamado”, ha sostenido Falero. Además, ha asegurado que Lanzarote Bus lleva diciendo “desde hace años” que donde se debe de negociar el salario, la jornada o las vacaciones, es “en el convenio del sector”, no en un “convenio de empresa”.

Falero ha cuestionado que “IC lleva rechazando muchos años los convenios de empresa, y apoyando la primacía del convenio del sector”.

 

“La sentencia dice que la empresa cumple en materia de jornadas y salarios”

La petición fundamental de los trabajadores de Lanzarote Bus, a lo largo de estos 41 días de huelga, ha sido la eliminación de la jornada partida, asegurando que hay trabajadores “que superaban las 200 horas al mes”.

En este sentido, desde la empresa sostienen que existe una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, ratificada por el Tribunal Supremo, en la que dice “que la empresa cumple en materia de jornadas y salarios”. “Lo ha dicho en el conflicto colectivo y en las demandas individuales, que la última llegó antes de ayer”, ha detallado.

Además, Falero ha criticado que desde Intersindical Canaria tienen una forma “muy curiosa” de contar la jornada. “Si usted trabaja en una empresa de 8 a 12 y de 4 a 8, su jornada es de 8 horas. Ellos no cuentan así, ellos también cuentan de 12 a 4”, ha asegurado el abogado de Lanzarote Bus, asegurando además que durante el período de espera entre la salida de un turno y la entrada del siguiente, la empresa “no llama a los conductores” y que por tanto, “no están a disposición de la empresa”.

Gustavo Falero ha asegurado que ofreció incluso a José Manuel Moreno que hicieran ellos los cuadrantes de los horarios de los trabajadores. “¿Cómo se va a pretender que adapte la demanda a los cuadrantes de la empresa? Hay unos servicios, y en función de los servicios se hacen los cuadrantes, eso en todas las empresas del mundo, no solo en Lanzarote Bus”.

Además, sostiene que cuando se parte la jornada es “a muy pocos trabajadores”. En este sentido, Falero ha detallado que en el mes de noviembre, el día que más turnos se partieron, de unos 50 trabajadores que había ese día en servicio, “se les partió el turno a 12”, mientras que el resto de días se les parte a “6 o 7”.

“Decir que se trabaja 18 horas está muy bien, pero hay que ver la documentación y les hemos ofrecido verla, que se sienten y verla, y nos han dicho que no”, ha sentenciado.

 

 

LO MAS LEÍDO