Reyes se salta el PIOT, la suspensión urbanística acordada por el Cabildo y la obligación de informar la concesión de la licencia a la primera corporación y autoriza una macro actuación urbanística en el sur, con más de 4 mil camas

Yaiza da licencia para construir más de 1.000 viviendas y 220 locales comerciales en Playa Blanca

{{[LICENCIA OTORGADA POR EL AYUNTAMIENTO DE YAIZA A RESIDENCIAL COSTA ROJA S.L.->10796]}}

Yaiza da licencia para construir más de 1.000 viviendas y 220 locales comerciales en Playa Blanca
Yaiza da licencia para construir más de 1.000 viviendas y 220 locales comerciales en Playa Blanca

La secretaría técnica y el alcalde de Yaiza se quedaron anclados en 1973, al menos en lo que a ordenaciones urbanísticas se refiere. El alcalde del municipio más al sur de Lanzarote concedió [el día 5 del pasado mes de diciembre una nueva licencia de obras mediante un decreto->10796] que, en esta ocasión, concede permiso para la construcción de 1.008 viviendas y 220 locales al norte de la localidad de Playa Blanca, en un suelo, que según la ordenanza vigente a día de hoy, no es edificable.

La licencia fue concedida al promotor Luis Lleó Khunel en representación de Residencial Costa Roja S.L, quienes pretenden construir en la zona conocida como Cortijo de Costa Roja, casi un millón de metros cuadrados en los que ubicar a más de 4.000 nuevos residentes, el equivalente a toda la población de Tinajo y, sin duda, el complejo residencial más grande de todo Playa Blanca.

El informe de la oficina técnica del Ayuntamiento se ha basado en el Plan General de Ordenación de Yaiza del año 1973 para informar favorablemente el proyecto del promotor, pese a que ha sido anulado en estos aspectos por la nueva legislación que rige la ordenación del espacio. El Ayuntamiento ha actuado como si no existiera el Plan Insular de Ordenación (PIOT) que desde el año 1991 está por encima de cualquier normativa municipal en materia de ordenación del territorio.

Pese a la sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que obliga al Ayuntamiento de Yaiza a informar al Cabildo de todas las licencias de edificación que conceda, la Institución Insular no tiene conocimiento alguno de este nuevo permiso ni de la próxima construcción de las algo más de 1.200 nuevas edificaciones que poblarán el paisaje de Playa Blanca, ya saturado por la enorme y polémica presión edificatoria que ha padecido en los últimos años.

En ningún momento el Consistorio solicitó al Cabildo el necesario informe de compatibilidades para conceder la licencia de obra a una obra tan grande como la que ha autorizado por decreto poco antes de finalizar el pasado año 2006 en un municipio cuyo obsoleto Plan General de Ordenación del año 1.973 no se ha adaptado nunca a la normativa insular, es decir al conocido PIOT.

La concesión de esta licencia tampoco fue comunicada al Pleno de la Corporación el pasado 9 de febrero, día en que se celebró el último pleno ordinario en el municipio, a pesar de que el alcalde debía dar cuenta de todos los decretos que ha dictado desde el último pleno y tratarse de una operación urbanística de esta dimensión, que volverá a poner al alcalde de Yaiza y su oficina técnica en el punto de mira de la opinión pública.

Operación multimillonaria

Este nuevo complejo estará en la zona norte de Playa Blanca, situado en la vía LZ-2 esquina con la Avenida de Femés y tiene un presupuesto de obra que asciende a los 69,3 millones de euros, 11.500 millones de las antiguas pesetas. La concesión de la licencia ha reportado a las arcas del Ayuntamiento cerca de 4 millones de euros en concepto de tasas e impuestos.

Según lo establecido en la licencia concedida por el alcalde José Francisco Reyes, comenzará a construirse a los seis meses desde el momento en que fue autorizada. El próximo mes de junio las excavadoras iniciarán las obras de las 1.008 viviendas y los 220 locales, que deben estar concluidas en un plazo de cuatro años. Así en el verano de 2011 más de 4.000 nuevos vecinos se instalarían al norte de Yaiza, un número similar al de los habitantes del municipio de Haría.

Sin servicios públicos

Los 920.000 metros cuadrados del suelo de Cortijo de Costa Roja donde se pretende hacer esta operación multimillonaria no se encuentran ordenados en ninguno de los planes parciales del municipio, que como es conocido desde el pasado verano también se encuentran paralizados por el Cabildo de Lanzarote. Carece de proyecto de dotación, por lo que a las nuevas viviendas no llegarían servicios básicos de luz, agua y saneamientos.

Pese a los sesenta pleitos que el Cabildo mantiene con el Ayuntamiento de Yaiza en los últimos cuatro años, pese a que el PGO del municipio no se ha adaptado al Plan Insular de Ordenación y pese a que todos los planes parciales de la isla, no sólo de Playa Blanca, están paralizados por decisión del Pleno del Cabildo tomada el pasado mes de noviembre, el alcalde ha concedido la licencia de obra con el informe emitido por el aparejador de la oficina técnica de Yaiza, que ya se enfrenta a una solicitud de la Fiscalía Especial de Medio Ambiente del TSJC de prisión durante cinco años.

Una petición que recae sobre uno de los aparejadores por haber informado favorablemente la concesión de nueve licencias para la construcción de viviendas en una finca rústica entre las localidades de Femés y Las Breñas, aplicando el Plan General de Yaiza de 1973 en contra de lo dispuesto en el PIOT. Un procedimiento judicial que sigue abierto, en el que además la Fiscalía solicita 19 años de inhabilitación para el alcalde José Francisco Reyes.

LO MAS LEÍDO