LA CONVOCATORIA SE FIRMÓ EL LUNES Y LA SESIÓN SE CELEBRARÁ ESTE JUEVES

San Ginés lleva el Plan Hidrológico a aprobación urgente, con datos de hace una década y de 1975

El propio documento señala que hay ?deficiencias de información?, entre otras cosas sobre aguas subterráneas y vertidos, que impiden elaborar un plan ?preciso y riguroso?. Y no hace referencia a los últimos estudios sobre el acuífero de Timanfaya

Isabel Lusarreta
San Ginés lleva el Plan Hidrológico a aprobación urgente, con datos de hace una década y de 1975
San Ginés lleva el Plan Hidrológico a aprobación urgente, con datos de hace una década y de 1975

El presidente del Consejo Insular de Aguas, Pedro San Ginés, ha convocado una sesión extraordinaria y urgente de este órgano para someter a aprobación inicial el Plan Hidrológico de Lanzarote, que debería estar en vigor desde hace ya nueve años. La reunión fue convocada este mismo lunes y se celebrará el jueves, y los miembros del Consejo deberán pronunciarse sobre documentación que incluye más de 4.000 folios.

Sin embargo, la mayoría de la información con la que se ha elaborado el Plan es de la década pasada e incluso de 1975, es decir, de hace más de 40 años. De hecho, la propia memoria del documento, al que ha tenido acceso La Voz, subraya la “falta de datos e información para llevar a cabo un desarrollo del nuevo Plan Hidrológico preciso y riguroso”. Y es que entre otras cosas, advierte de que existe un “desconocimiento de la situación actual y futura de los recursos hidráulicos de la isla”. De hecho, señala que “se requiere de un estudio que subsane esta deficiencia de información.”

Una de las principales lagunas sigue siendo la de las aguas subterráneas, ya que los datos se basan en el estudio SPA-15, elaborado en 1975 por el Ministerio de Obras Públicas. Precisamente las conclusiones de ese informe vienen siendo rebatidas desde hace más de dos décadas por el ingeniero Carlos Soler, considerado uno de los mayores expertos en búsqueda de aguas subterráneas en Canarias. Soler lleva años sosteniendo que el proyecto SPA-15 incurría en errores, al hablar de un acuífero único en la isla y al cifrar el porcentaje de evaporación de agua en un 89 por ciento, cuando estima que en este tipo de suelo rondaría en realidad el 50 por ciento. Además, defendía la existencia de dos acuíferos, asociados a los malpaíses de Timanfaya y La Corona, que podrían abastecer de agua potable a la isla, eliminando la dependencia exclusiva de la desalación.

 

Soler realizó advertencias durante la tramitación del Plan


Aunque Soler viene realizando estas advertencias desde hace dos décadas, e incluso las planteó en el marco de la tramitación del Plan Hidrológico de Lanzarote, fue el grupo de Podemos en el Cabildo quien hace casi dos años, nada más entrar en la Corporación insular, decidió encargarle un informe para que desarrollara su teoría. Y esa teoría fue avalada por un estudio geofísico encargado por el partido a la Universidad de Barcelona, confirmando la presencia de ese acuífero que no ha sido explorado hasta ahora. El pasado 5 de julio, a raíz de estos informes, el Parlamento de Canarias aprobó por unanimidad instalar al Gobierno de Canarias a realizar la tercera fase del estudio, para confirmar la cantidad y la calidad de esas aguas subterráneas. Unas semanas antes, Podemos había llevado una moción casi idéntica al Cabildo de Lanzarote, pero fue rechazada por el grupo de gobierno, ya que el presidente alegó que discrepaban con la redacción del texto.

Ahora, en la documentación que acompaña al Plan Hidrológico que se someterá a votación este jueves no se hace referencia a esos estudios, y lo que se ha incluido es un informe sobre el “modelo conceptual” que se ha venido utilizando en la isla para definir la presencia de aguas subterráneas. Un modelo teórico para que el que no se han realizado catas ni pruebas físicas, y que se basa en los datos de ese proyecto SPA-15, realizado hace 42 años por el Gobierno central.

Además, se hace también referencia al “Programa de control de las aguas subterráneas” del año 2006, que fue encargado por el Gobierno de Canarias. Pero ese informe “no especifica claramente el estado de las masas de agua”, según señala la memoria del Plan Hidrológico, que concluye que “al no disponer de información adicional, se considera que el estado de la masa de agua subterránea es desconocido”. Y algo similar plantea con respecto a la posible contaminación de las aguas superficiales y subterráneas, señalando que “no se dispone de un inventario actualizado de las redes de alcantarillado y pluviales” y que “no se tiene un conocimiento preciso de los vertidos existentes y de la contaminación que generan”.

 

Toma de muestras este año, pero solo en tres zonas


Aunque el documento del Plan Hidrológico que se llevará este jueves al Consejo de Aguas se han incluido referencias a “la posible existencia de dos grandes acuíferos asociados a los malpaíses de La Corona y Timanfaya”, señalando que son “las únicas formaciones con permeabilidad suficiente para formar acuíferos”,  lo cierto es que no aporta estudios al respecto y sigue hablando de un único acuífero en la isla. “Se parte y asume, en primera instancia y como una simplificación razonable, de la existencia de un único acuífero insular, aunque complejo”, se señala en la memoria del Plan Hidrológico que se someterá a aprobación inicial.

Junto al Plan Hidrológico, también se debatirá el estudio promovido por el Consejo de Aguas, denominado "Modelo conceptual de las masas de aguas subterráneas" de Lanzarote, que va un paso más allá de esa "simplificación" y propone incluir la delimitación de cuatro acuíferos (el del "mio-plioceno de Famara", el del "mioceno de Los Ajaches", el "acuífero del Pleistoceno y Holoceno" y el "acuífero cuaternario sedimentario") y dos masas de agua (la del macizo de Famara y la del macizo de Los Ajaches). Ese estudio incluye también los resultados de una “campaña de campo” realizada el pasado mes de febrero, para la que se realizó un “muestreo y analíticas de las aguas subterráneas” para determinar su calidad. Sin embargo, esas muestras solo se tomaron en tres zonas: Famara, la zona de Los Ajaches y los Jameos del Agua.

“Cabe indicar que no se trata de una campaña exhaustiva y que no se ha elaborado a partir de una red de control. Son muestras de verificación para tener información sobre el origen del agua del acuífero”, señala el propio informe, que agrega que “en trabajos posteriores se recomienda realizar una línea base de control de cantidad y calidad de aguas subterráneas sobre la red que se defina a tales efectos”. En cuanto a las masas de agua superficiales costeras, “los últimos datos disponibles” son de noviembre de 2009, según la memoria del Plan Hidrológico. Por eso, señala que deben realizarse “actuaciones específicas” para su “control y caracterización”, poniendo en marcha una “red de seguimiento, tal como realizan otras regiones de España”.

 

Datos desactualizados sobre residentes y turistas


El retraso en la aprobación del Plan Hidrológico, que se empezó a tramitar hace una década, ha llevado también a que la memoria del documento incluya datos desactualizados sobre la población real de la isla y el número de turistas que recibe. En el caso de la población, la memoria parte de los habitantes que tenía Lanzarote en la década pasada y hace una proyección hasta 2027, concluyendo que en 10 años habrá 200.959 residentes en la isla.

Esta cifra supondría una cuarta parte más de la población actual, aunque lo cierto es que esa proyección no se ajusta a la evolución real que ha tenido la isla. De hecho, para el año 2016 establecía que Lanzarote tendría 161.681 habitantes, cuando la realidad es que el pasado año había 145.084 residentes en la isla. Y lo mismo ocurre con la “población estacional”, es decir, los turistas. En este caso tampoco se han actualizado las cifras en la memoria del Plan, realizando una estimación que parte de la afluencia de turistas que se registraba hace más de una década.

A éstos se suman otros ejemplos, como los datos de suministro de agua reutilizada, que datan de 2005. Además, en la memoria se adjudican esas cifras de suministro a Canal Gestión Lanzarote, que en esa época no había asumido aún la gestión del agua en la isla. 

 

El anterior Plan, suspendido por el Gobierno canario


El avance de este nuevo Plan Hidrológico se llevó al Consejo Insular de Aguas en abril de 2011, pero no fue hasta marzo de 2015 cuando la Cotmac aprobó la memoria ambiental del documento, después de haber realizado distintas observaciones e impuesto condicionantes que debían ser subsanados.

En junio de ese mismo año 2015, el Gobierno de Canarias suspendió la vigencia del Plan anterior, que data del año 2001 y debía haberse actualizado en 2008, para cumplir con la nueva normativa europea. Con esta medida, se intentaron evitar las posibles sanciones de Europa, que ya había abierto un procedimiento sancionador contra España por el incumplimiento de la Directiva aprobada por el Parlamento Europeo en el año 2000, que obligaba a adaptar los Planes hidrológicos. 

Después, el Ejecutivo regional aprobó unas normas sustantivas de ordenación transitorias, que son las que están vigentes en la actualidad, hasta que se apruebe el nuevo documento. Para ello, tras pasar por el Consejo de Aguas para su aprobación inicial, el texto se remitirá al Cabildo, que deberá proceder a su aprobación provisional. Y de ahí se elevará al Gobierno de Canarias, primero para que se pronuncie la Cotmac y después para proceder a su aprobación definitiva.

LO MAS LEÍDO