BATALLA CONTRA LAS LISTAS DE ESPERA

Julios se compromete a rebajar las listas de espera y pide un pacto social para la sostenibilidad del sistema público

Propone un pacto social por la sanidad en Canarias que garantice la calidad asistencial y el mantenimiento de la asistencia gratuita y universal para las generaciones futuras

ACN

La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, María del Mar Julios, ratificó ayer en el Parlamento el compromiso del Ejecutivo de disminuir las listas de espera sanitaria en "lo que queda de Legislatura", aunque no aportó ninguna temporalización de los objetivos, frente al anuncio hecho en la anterior sesión por el responsable autonómico de Economía y Hacienda, José Carlos Mauricio, de que desaparecerían en 2006.

La consejera considera que las listas de espera es un problema común a los países que tienen un sistema gratuito y universal y, en esta línea, propuso fraguar un pacto para garantizar la sostenibilidad del servicio público de la sanidad, de igual forma que se hizo el Pacto de Toledo en relación con el mantenimiento de las pensiones. Para ello, propuso tomar como documento base el documento del grupo de expertos creado al efecto por el Gobierno para "fraguar un pacto social por la sanidad en Canarias".

Estas propuestas se basan en la existencia de una problemática específica en las Islas por la creciente demanda derivada del incremento poblacional y su envejecimiento, así como por el hecho de que el sistema es universal y gratuito también para los "extranjeros que pasan por aquí". En este sentido, dijo que el 10% de las tarjetas sanitarias canarias es de población extranjera sin recursos que tiene derecho a asistencia sanitaria, lo cual generó en 2004 más de 30.000 asistencias. "Hay que actuar en este asunto, pero eso implica un consenso estatal", que pretender impulsar desde Canarias.

Julios valoró el hecho de que se haya pasado de más de 16.000 pacientes en lista de espera durante más de seis meses, a finales de 2002, a los 7.499 que hay ahora y aseguró que esta disminución sería mayor si la Comunidad Autónoma no estuviera sometida a los crecimientos poblacionales "en los que estamos inmersos".

Planes de actuación

Entre las medidas específicas que el Gobierno va a tomar para lograr este objetivo, materia de la comparecencia solicitada por el Grupo Popular, la consejera comenzó apuntando el importante crecimiento de los presupuestos del área en las cuentas previstas para 2006. Entre los planes de actuación que lleva a cabo la Consejería para reducir los pacientes en lista de espera, anunció que se pretende aumentar cirugía menor ambulatoria y mejorar las infraestructuras de estos centros para poder realizar cirugía mayor ambulatoria y pruebas diagnósticas.

Además, aseguró la puesta en marcha de medidas para aumentar la capacidad de producción de los sistemas públicos mediante los planes de infraestructuras, que dotarán a los hospitales de más quirófanos, salas de consultas externas y de pruebas diagnósticas, para lo que dedican este año 100 millones de euros extra procedentes de una ampliación de crédito extraordinaria de los Presupuestos. No obstante, resaltó la necesidad de seguir usando los centros concertados, "porque se trata de resolver el problema de los ciudadanos".

En cuanto a la posibilidad de reforzar los programas de tarde para la actividad quirúrgicos, explicó que se están autorizando "en función de la lista de espera y de si hay buen rendimiento por la mañana", puesto que "su perversidad está en que disminuyen la actividad de la mañana". No obstante, aseguró que se harán planes de choque específicos mediante el uso de los hospitales por la tarde y de los centros concertados en aquellas especialidades más saturadas.

También se está ampliando la orden de garantías vigentes, que se ampliará al 75% de las patologías en una primera fase y llegará al 100% en la segunda, de tal forma que se establezca un tiempo de espera "razonable" antes de obligar a la Administración a materializar el derecho del paciente a usar la red pública. Igualmente, reiteró que están pendientes de un informe jurídico sobre el decreto que regula las listas de espera, que pretende organizar la gestión de listas de espera quirúrgicas, de consulta y pruebas diagnósticas de toda la red pública y centros concertados en relación con los pacientes derivados. Con ello se conseguirá unificar la información y los criterios para aportarla, de tal forma que los servicios de la Consejería conozcan la situación global y, mediante el establecimiento de criterios de asignación y derivación de unos a otros hospitales, permita una gestión más ágil y mayor eficiencia en el aprovechamiento de los recursos asistenciales.

LO MAS LEÍDO