Tiene que ver con un presunto delito de tráfico de influencias respecto de la concesión de estaciones de servicio

El juez separa una nueva pieza del sumario de la Operación "Unión"

El juez César Romero Pamparacuatro ha separado una nueva pieza de la Operación Unión, sobre la que también se levanta así el secreto de sumario. Estas nuevas diligencias, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia ...

El juez separa una nueva pieza del sumario de la Operación "Unión"
El juez separa una nueva pieza del sumario de la Operación "Unión"

El juez César Romero Pamparacuatro ha separado una nueva pieza de la Operación Unión, sobre la que también se levanta así el secreto de sumario. Estas nuevas diligencias, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, tienen que ver con un presunto delito de tráfico de influencias respecto de la concesión de estaciones de servicio.

Por esta causa estaban citados a declarar este jueves el ex alcalde de Yaiza, Honorio García Bravo; su hijo, Honorio Nicolás García Bravo; y el secretario del Cabildo de Lanzarote, Francisco Perdomo. Sin embargo, sólo este último ha terminado prestando declaración ante el juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 5 de Arrecife, que ha mantenido su imputación por un delito de tráfico de influencias.

La declaración de los otros dos imputados se ha pospuesto hasta nueva fecha, según ha informado el TSJC.

El levantamiento del secreto de sumario coincidiendo con la declaración de los imputados les da derecho a pedir que se retrase su toma de declaración, para conocer los detalles de su acusación antes de comparecer ante el juez. En cualquier caso, desde el Tribunal no confirman si ése ha sido o no el motivo de que se suspendieran las declaraciones.

Nueva fase

Ésta es la segunda pieza que se separa de la Operación "Unión", después de que el miércoles se hiciera lo mismo con la causa del Teatro Insular, pero probablemente no serán las únicas. Y es que durante el año que duró la investigación y las escuchas telefónicas, los agentes, el magistrado y la Fiscalía se fueron encontrando varios frentes que no estaban directamente relacionados con la trama que se perseguía, pero que constituían hechos presuntamente delictivos ante los que también tuvieron que actuar.

Ahora, cuatro meses después de que la operación estallara con la intervención de Ayuntamiento de Arrecife, ha llegado el momento de empezar a analizar por separado cada uno de los expedientes que forman parte de las diligencias previas.

LO MAS LEÍDO