El ex presidente de los populares lanzaroteños considera necesario que se acelere cuanto antes el fin del actual periodo de transición y se elija a una persona "que cuente con el arrope de la mayoría"

Alejandro Díaz no descarta presentarse a la reelección como presidente del PP

El parlamentario regional, que tiene claro que Soria no podrá contar su voto en el congreso que en teoría se deberá celebrar en 2007, se alinea dentro de un sector crítico que cuestiona la política que se sigue en Canarias bajo la dirección ideológica de Larry Álvarez

Alejandro Díaz no descarta presentarse a la reelección como presidente del PP
Alejandro Díaz no descarta presentarse a la reelección como presidente del PP

Ni que sí ni que no. El ex presidente del Partido Popular (PP) en Lanzarote Alejandro Díaz no descarta presentarse como candidato a ostentar nuevamente el cargo que tuvo que dejar tras la crisis que tanto él como sus compañeros crearon en el Cabildo a instancias de la dirección regional de su partido, aunque tampoco tiene claro que lo vaya a hacer.

De momento existe en el PP un periodo de reflexión en el que se tiene que analizar el porqué de una decisión tan torpe como inoportuna que les privó de concluir la legislatura ostentando la presidencia del Cabildo de Lanzarote por primera vez en toda su historia, lo que evidentemente ninguno de sus dirigentes actuales termina de perdonarse. Una vez que concluya el trabajo de la gestora tendrá que convocarse un congreso para elegir a la nueva dirección insular del partido, y será el momento en el que comience el lío, puesto que el ahora defenestrado Alejandro Díaz todavía no ha dicho que no se va a presentar para plantar cara al teórico candidato que presente el sector afín a José Manuel Soria.

De todas estas cuestiones habló hoy el parlamentario regional en el programa radiofónico que abre las mañanas de la Isla, el Buenos Días Lanzarote, donde volvió a mostrar las razones que han propiciado el cambio radical de su estatus dentro del partido que dirige con brazo firme el presidente del Cabildo de Gran Canaria.

En ningún caso quiso ocultar que las relaciones con Soria y con aquellos que le apoyan no son buenas, "sobre todo porque hay quien ha entendido mi posición respecto a lo ocurrido, hay quien lo ha entendido menos y hay quien no lo ha entendido nada". Entre los que no lo han entendido nada está el propio presidente regional del PP, quien ya ha dirigido en alguna ocasión la vista al techo cuando se ha cruzado con su compañero de Lanzarote por los pasillos del hemiciclo de Tenerife.

Pese a su situación, confesó que ahora está sereno y con la conciencia tranquila, trabajando en su despacho profesional y en su función como parlamentario presentando todas aquellas iniciativas que tienen que ver con aspectos de interés general en Lanzarote. "Aquí sigo, abierto a todo lo que diga el PP de Lanzarote que debemos realizar en el Parlamento de Canarias. No vamos a variar un ápice de nuestras posiciones", subrayó.

Preguntado por la posibilidad de que los numerosos errores que se han cometido a lo largo de la presente legislatura pasen factura al líder de los populares canarios, Díaz dijo que se atrevía a recomendarle a Soria que se rodee de una persona que sepa marcar una estrategia clara y definida, puesto que a su modo de ver Larry Álvarez, el teórico ideólogo del partido, "no está sabiendo diseñar unas estrategias adecuadas para el PP". "Siempre ha habido voces contrarias, pero lo que determina un cambio son los congresos", comentó, afirmando rotundo que "es evidente" que el actual presidente del PP no podrá contar con su aval en el próximo congreso, que si no sucede nada se tendría que celebrar a finales de 2007, cuando ya se hayan celebrado las elecciones locales y autonómicas.

Trabajo de la gestora y gestión soriana

Por lo que respecta a las reuniones que está manteniendo la gestora que preside María Dolores Luzardo, el ex presidente del PP lanzaroteño considera que ya son muchos miembros de la formación que han hecho saber su deseo de que el periodo de transición termine en el menor tiempo posible. "Parece ser que la gestora está por la labor de convocar el congreso, pero también hay que ser consecuentes y transmitir a la dirección regional que hay que poner una fecha. Es lo que están esperando todos los militantes y simpatizantes del PP en Lanzarote, y sería una manera de terminar de forma definitiva con esta situación, abriendo una etapa en la que se elija a alguien que cuente con el arrope de la mayoría y dirija los destinos del partido en los próximos años", detalló, mostrando su esperanza de que en el mes de septiembre se sepa ya cuándo se va a celebrar.

Sobre la posibilidad cierta de que él sea la persona que vuelva a aglutinar el apoyo de la mayoría se limitó a indicar que "esperaré a que se convoque el congreso para determinar si se cumple con esa posibilidad o no". "Cualquier persona que cuente con los avales necesarios podrá presentarse", recordó, apostando por que haya más candidaturas que en anteriores congresos por la flexibilización que se ha producido de las exigencias para presentarse.

De igual modo, expresó su opinión clara sobre la reforma del Estatuto de Autonomía y sobre la posible supresión de la conocida como triple paridad, el sistema que equilibra la presencia en el Parlamento de las islas capitalinas y de las no capitalinas. En concreto, recordó que ya puso de manifiesto en su Grupo Parlamentario la postura que mantiene sobre un asunto que considera que hay que debatirlo a fondo y darle muchas vueltas. "Antes de tomar una decisión sobre una posible reforma electoral habría que saber lo que opinan en cada una de las islas que se van a ver afectadas, y deberían ser las direcciones insulares del partido las que tendrían que tomar una decisión. Se está hablando mucho del tema pero tampoco hay un criterio unánime y definido", expuso

LO MAS LEÍDO