Réquiem por un médico español

Por Aurelio Camarero "En estos días hemos sabido que un Médico/Cirujano de la Isla de Lanzarote ha pasado a la situación de penado. La Historia comenzó en un quirófano y post - quirófano donde una enferma inesperadamente pasó de una vida mundana a ...

Por Aurelio Camarero
"En estos días hemos sabido que un Médico/Cirujano de la Isla de Lanzarote ha pasado a la situación de penado. La Historia comenzó en un quirófano y post - quirófano donde una enferma inesperadamente pasó de una vida mundana a ...

"En estos días hemos sabido que un Médico/Cirujano de la Isla de Lanzarote ha pasado a la situación de penado. La Historia comenzó en un quirófano y post - quirófano donde una enferma inesperadamente pasó de una vida mundana a una existencia de un Nivel Superior.

Durante el cortísimo tránsito el enfermo no sufre demasiado. El sufrimiento queda para sus deudos que de forma tan repentina pierden un ser querido. Para ellos mis condolencias y mi cariño de alguien que ha sufrido una pérdida en situaciones muy parecidas.

En las últimas décadas los médicos hemos adoptado actitudes más pasivas ante la enfermedad. Con ello los enfermos dejan de beneficiarse de posturas médicas más activas aunque de resultados más inciertos. Una Tiroidectomía no es una operación banal, para nada. La cirugía de cuello es de las más difíciles; un campo quirúrgico plagado de vasos sanguíneos que un cirujano ha de eludir.

Esta pasividad de los médicos ante la enfermedad, en mi opinión, se ha venido generando por tres razones:

Primera: Los médicos en nuestro país somos premiados con Salarios Chinos, de la China de antes. La minuta por una Tiroidectomía total y 5 horas de intervención ronda los 50.000 euros. Una hemitiroidectomia, operación a la que fue sometida la enferma, sería la mitad. Casualmente 50.000 euros, antes de impuestos, es el salario anual de un médico de la Sanidad Canaria.

Segunda: Disfrutamos de un trabajo de esclavos. Vemos 50 o más enfermos, cubrimos ausencias de nuestros colegas, operamos lo mismo un cuello, un abdomen o una fístula anal. Con una remuneración espléndida de "0" euros por trabajos extras.

Tercera: "The last but not the less": Hemos de soportar un Sistema Judicial Americano, de los de América del Norte, por supuesto.

En las playas de Florida podemos encontrar bastantes médicos prejubilados a los 50 años. A estas edades empiezan a fallar ciertas habilidades. En estos paraísos solamente podemos encontrar un par de embaucadores/léase embankiadores españoles. Estos señores de Bankia, en teoría un banco propiedad de todos nosotros, con un esfuerzo 100 veces inferior al que debemos realizar los médicos y únicamente con una simple Licenciatura en la Facultad del Amigueteo, eso sí, con Matrícula de Honor, se les ha facultado para el ejercicio de sus derechos de jubilado.

Disfrutan, como no podía ser menos, de una mansión con más estrellas que una galaxia en el paraíso floridiano, al lado de médicos y no médicos con mansiones mucho más modestas. Los licenciados en esta Facultad, curiosamente sí son perseguidos por un osado juez que decreta su retiro monástico. No tienen nada que temer pues el Sistema Judicial en pleno redime al aprendiz de monje, le envía a su paraíso de Florida, y empura al osado Juez.

Aurelio Camarero, médico-endocrino, especialista en Enfermedades del Tiroides.

LO MAS LEÍDO