La pensión que van a recortar es la tuya

Manuel Plasencia

Cumplir años y envejecer es algo que nos afectará a todos y a todas. La lucha por unas condiciones de trabajo dignas es importante. Es una lucha por el aquí y ahora, y también por nuestro futuro y el de nuestras familias. Sin embargo, hace falta tener en cuenta una cuestión más para que esa lucha no carezca de verdadera perspectiva. Por ello, hay que empezar a pensar que el problema de las pensiones nos afecta a todos y a todas, y nos afecta mucho.

Con independencia de la edad que tengamos y de nuestra situación actual, todos y todas aspiramos a que, algún día, podamos dejar de trabajar. Por ello, es imprescindible aclarar, en primer lugar, que las pensiones no sólo afectan a aquellas personas que ya están jubiladas o que están en una edad próxima a la jubilación. Es más, a quienes menos afecta el problema y el futuro de las pensiones es a quienes ya las están cobrando.

Las pensiones dependen en buena medida de los puestos de trabajo de las personas que se encuentran en activo. A mayor precariedad, más incertidumbre en materia de pensiones. Por ello, la lucha para garantizar nuestro futuro debe ser integral, pensando no solo en el hoy, sino también en el mañana.

El reciente Pacto de los llamados agentes sociales con el gobierno, bajo nuestro punto de vista normaliza la precarización de las actuales pensiones, comprometiendo las futuras,  con una intención clara de desmantelar el sistema público de pensiones para privatizarlas con el objeto de aumentar los beneficios de los más ricos a costa del bienestar de la clase trabajadora.

Declaraciones como las del ministro de Exclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, deberían de ponernos en guardia, más si cabe. El ministro ha declarado que las personas nacidas entre 1950-1970 (generación de los baby boomers) tendrán que hacer un esfuerzo complementario, o lo que es lo mismo: jubilarse más tarde y cobrar menos. El enésimo argumento para justificar el recorte de las pensiones por parte del ministro colocado por la banca en el gobierno de España.

Se trata de desmoralizar a la ciudadanía tratando de explicar que es un derecho técnicamente inasumible al que debemos renunciar.

Con independencia de la fecha de nacimiento de cada cual, el problema de las pensiones es un asunto crucial para el futuro de todos y todas. Hacemos un llamamiento a toda la clase trabajadora para reivindicar un sistema público de pensiones, tanto pensionistas como en activo. 

 

*Miembro del comité de empresa de Canal Gestión en representación de la Confederación General del Trabajo (CGT).

 

Por eso, desde la CGT hacemos un llamamiento a toda la clase obrera, sin exclusiones

LO MAS LEÍDO