Las patronales turísticas exigen que las competencias de Costas se trasladen "ya" al Gobierno canario

Las empresas se quejan del retraso de dos años desde el anuncio del acuerdo y denuncian "el grave daño al sector"

El hotel Fariones de Puerto del Carmen, afectado por Costas.
El hotel Fariones de Puerto del Carmen, afectado por Costas.

Las patronales turísticas canarias, Ashotel, FEHT, Asofuer y FTL, exigen al Gobierno de Canarias que culmine el traspaso de las competencias de Costas del Estado y que firmen “ya” el decreto que le reporta los recursos necesarios o “que use sus medios propios, que los tiene”.

Los empresarios denuncian que el proceso lleva en trámite casi dos años, y que si se sigue retrasando ocasionará “un grave daño al sector”, ya que tiene una conexión directa con el mantenimiento de miles de puestos de trabajo y la continuidad de muchas empresas que dependen de forma directa de las correspondientes habilitaciones.

“El turismo depende de ambas administraciones y tras el tiempo transcurrido se percibe una falta de voluntad por parte del Estado para terminar de ceder lo que ya no le corresponde”, comentan desde las patronales.  “Asuman su responsabilidad y no dejen a medias un trámite burocrático fundamental para muchos proyectos de interés turístico y general”.

Cabe destacar que estas competencias ya están contempladas en el Estatuto de Autonomía de Canarias desde noviembre de 2018, pero todavía siguen sin ser una realidad.

Además, el sector turístico también demanda que se inicie “ipso facto” la tramitación de los proyectos y expedientes paralizados, ya que "los conflictos burocráticos solo contribuyen a empeorar la experiencia de los visitantes" que llegan a las Islas, "un destino multiexperiencia que tiene en el sol y la playa, dos de sus principales atractivos”.

“Se pierden numerosas inversiones que se van de las Islas, se produce una grave inseguridad jurídica y persiste una absoluta parálisis y obsolescencia del uso del litoral", apuntan las patronales y afirman que "no hay municipio costero que no tenga paralizados proyectos de accesibilidad, servicios de temporada o adecentamiento de las playas”.

"Es inadmisible que en un Archipiélago turístico como Canarias haya trámites de renovaciones de concesiones que se prolongan durante más de 20 años, lo que conduce a las empresas que tienen esas concesiones, o proyectos de inversión a verse en situaciones de fraude de ley, o en tierra de nadie, porque la Administración no hace su trabajo", insisten.

LO MAS LEÍDO