¿Qué es el open banking?

Es el proceso por el cual el consumidor se ha convertido en el centro de la industria de las operaciones bancarias

Contenido patrocinado

open banking pexels pixabay 50987

Al sector bancario se le han acumulado muchas revoluciones en poco tiempo. Primero la de internet, que asaltó nuestras vidas con la llegada del siglo XXI. Luego, la crisis financiera del 2008, que minó su reputación en todas las capas de la sociedad. Y, por último, la del Covid-19, que disparó el crecimiento del e-commerce y los procesos de compra online. Ha sido la suma de todos estos procesos lo que nos ha llevado al auge del open banking.

Ante la pregunta de qué es el open banking, lo más fácil sería decir que es el proceso por el cual el consumidor se ha convertido en el centro de la industria de las operaciones bancarias. Es decir, si antes el centro de este mundo eran las sucursales bancarias (o sus aplicaciones y páginas web), ahora lo son sus clientes.

¿Cómo funciona el open banking?

Un concepto clave para saber lo que es el open banking es el de los API, siglas en inglés del término “interfaz de programación de aplicaciones”. Las API son la herramienta que permite integrar software de las firmas bancarias u otras compañías del sector financiero en la página web o aplicación móvil de un e-commerce. Así, de esta forma, el usuario puede utilizar su información bancaria de manera segura en el mismo espacio digital en el que inicia una transacción, así como permitir que dicha información bancaria sirva para recibir productos personalizados.

En resumen, el open banking es una forma que tiene el cliente de un banco de llevar su propia sucursal a cualquier sitio de internet al que acuda.

¿Cómo funciona el open banking?

Existen tres ejemplos principales de utilización del open banking: las pasarelas de pago online, los servicios de información de cuentas y las vinculaciones de cuenta bancaria.

  • Las pasarelas de pago, en la mayoría de los casos, son APIs que se integran en un comercio electrónico para protagonizar una transferencia A2A (de cuenta a cuenta). ¿Sus ventajas? Que reducen los costos y los tiempos en las transacciones online.
  • Los servicios de información de cuentas, por su parte, sirven para transmitir información bancaria del usuario a otros actores, siempre bajo su permiso. Por ejemplo: a través de un acuerdo de open banking entre un banco y un prestamista, este último puede personalizar con mayor tino una oferta para el cliente en cuestión.
  • Las vinculaciones de cuenta bancaria, por último, son un elemento que ofrece enorme comodidad a sus usuarios. Estos, con un par de clicks, pueden realizar cualquier operación en una tienda online (Amazon, por ejemplo) donde tengan la cuenta bancaria vinculada, sin necesidad de introducir toda la información una y otra vez.