El Mirador del Río, visita obligada para los que vienen a Lanzarote

Los que nos visitan admirarán una espectacular panorámica de La Graciosa y el Archipiélago Chinijo, además de disfrutar del arte de Manrique

Contenido de marca

Vista desde la terraza superior del Mirador del Río (Foto CACT Lanzarote)
Vista desde la terraza superior del Mirador del Río (Foto CACT Lanzarote)

El Mirador del Río es un enclave precioso, que escenifica mejor que ningún otro la situación de Lanzarote en la inmensidad del océano Atlántico 

Desde su ubicación se ofrece una vista panorámica de La Graciosa, Montaña Clara, el Roque del Oeste y Alegranza, que junto al Roque del Este, integran lo que denominamos el Archipiélago Chinijo.

El edificio tiene el sello inconfundible del siempre genial Manrique, que no dejará indiferente a nadie. Integrado en el risco de manera magistral, consigue cumplir con la sensibilidad de respetar el entorno natural pero, a su vez, mostrando toda su belleza de forma magistral.para el disfrute humano.

 Arquitectura, decoración y paisaje se funden en este singular mirador inaugurado en 1974. Su cafetería ofrece una experiencia muy interesante, con unas vistas panorámicas irrepetibles, que brindan una exquisita sensación de descanso y paz al visitante.

Además, el hecho de que el turista se desplace hasta el Mirador del Río implica un paseo por el corazón del municipio de Haría con el Volcán de la Corona como telón de fondo. Sin duda, recomendar la visita al Mirador es una manera de acercar a los turistas a la experiencia total que supone estar en Lanzarote.