Canarias convoca ayudas por más de 5,5 millones para actuaciones en Reservas de la Biosfera

José Antonio Valbuena ha destacado que esta convocatoria pretende promover una nueva forma de relación de las personas con la naturaleza

EKN

Vista aérea Playa de Papagayo x José A. Cardona @yakuwayracharter
Vista aérea Playa de Papagayo x José A. Cardona @yakuwayracharter

La Consejería de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias ha publicado en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) la convocatoria de subvenciones para la realización de actuaciones en Reservas de la Biosfera de Canarias, dotada con más de 5,5 millones de euros correspondientes al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

El consejero autonómico responsable del Área, José Antonio Valbuena, ha explicado que esta cantidad "se destinará a impulsar acciones sostenibles en el entorno, fomentando el empleo verde y el emprendimiento vinculado a nuevas actividades respetuosas con el medioambiente en las Reservas pertenecientes a la Red Canaria de Reservas de la Biosfera". "El objetivo es que estas actuaciones se centren en desarrollar, demostrar, promover y presentar relaciones armoniosas del ser humano con su entorno, ejemplificando una nueva manera de relación de la ciudadanía con la naturaleza", añade.

Las bases contemplan un amplio elenco de posibles personas y entidades beneficiarias, desde los propios órganos de gestión de las Reservas y las administraciones locales, hasta asociaciones, universidades, pasando por empresas y autónomos. El plazo para presentar las solicitudes será entre el 8 de julio y el 8 de septiembre de 2022 a través de la sede electrónica de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Es importante mencionar que las solicitudes podrán referirse a proyectos iniciados a partir del 1 de enero de 2021 y, en todo caso, será necesario que las actuaciones objeto de financiación se hayan iniciado y se encuentren ejecutadas en más del 50% de la inversión prevista antes del 31 de diciembre de 2023, y que finalicen completamente antes del 30 de noviembre de 2025.

Además, el objeto subvencionable deberá cumplir los requisitos propios aplicables a los fondos Next Generation EU y que se detallan en las bases y la normativa aplicable. La convocatoria se rige por el régimen de concurrencia competitiva.

 

Cinco grupos de actuación

Las actuaciones subvencionables a través de esta nueva convocatoria de ayudas se dividen en cinco grupos, con el objetivo de facilitar la identificación de proyectos por parte de las personas y entidades interesadas. 

El primero de los grupos tiene que ver con la conservación y gestión de la biodiversidad y de los recursos naturales. Este apartado contempla actuaciones de conservación de hábitats y especies, restauración de ecosistemas, eliminación y control de especies exóticas invasoras, mejora de la conectividad, entre otros. La siguiente sección tiene que ver con la gobernanza en Reservas de la Biosfera, es decir, iniciativas de formación y capacitación de la ciudadanía, impulsar acuerdos de custodia del territorio o la elaboración de planes estratégicos, entre otras acciones.

El tercer apartado está relacionado con el desarrollo sostenible, centrándose en propuestas para el fomento de buenas prácticas empresariales, de impulso al emprendimiento, de apoyo a la producción, promoción y comercialización de productos locales o del fomento de la digitalización de las poblaciones.

El siguiente grupo aborda el apoyo a la sostenibilidad del turismo, mejora del patrimonio cultural y del paisaje. Tendrán cabida todas las acciones de mejora de la planificación del turismo, de la infraestructura de uso público o de la accesibilidad, así como la creación de experiencias de ecoturismo, la conservación del patrimonio cultural o la recuperación paisajística.

Finalmente, el último apartado tiene que ver con medidas de apoyo al manejo agroecológico y forestal sostenible de los recursos naturales y puesta en valor de los conocimientos tradicionales, promoviendo la eficiencia de los recursos y una economía baja en carbono. Incluye acciones que fomenten la conservación de variedades locales, la agricultura ecológica, la economía circular, el uso de energías limpias o la movilidad sostenible.

LO MAS LEÍDO