Arranca ‘Empleabilidad Lanzarote 2022’, con ayudas de hasta 650 euros mensuales por trabajador contratado

La CEL ya ha abierto la convocatoria, a la que podrán acogerse las empresas de la Isla que contraten a jornada completa a personas desempleadas

Francisco Martínez, presidente de la Confederación empresarial de Lanzarote
Francisco Martínez, presidente de la Confederación empresarial de Lanzarote

La Confederación Empresarial de Lanzarote (CEL) ha abierto la convocatoria para que las entidades interesadas de la Isla se acojan al proyecto ‘Empleabilidad Lanzarote 2022’, una iniciativa financiada por la Consejería de Empleo del Cabildo insular, destinada a fomentar la empleabilidad entre personas paradas de difícil inserción laboral.

Podrán acogerse las empresas de Lanzarote que contraten a jornada completa personas desempleadas, pudiendo percibir cuantías mensuales de entre 400 y 650 euros, según el colectivo al que pertenezcan los empleados.

El presidente de la CEL, Francisco Martínez, ha destacado la "gran utilidad e importancia de este tipo de planes de empleo para la recuperación económica de la Isla, contribuyendo a las buenas cifras registradas en los últimos meses en Lanzarote". “El paro ha experimentado una caída interanual de más del 39%, con más de 7.000 parados menos que a finales del año pasado, por lo que debemos seguir trabajando y dando facilidades al sector empresarial para mejorar aún más unos números que siguen siendo bastante altos”, ha defendido.

Podrá acceder a estas subvenciones cualquier empresa domiciliada en Lanzarote que contrate personas desempleadas, inscritas en el Servicio Canario de Empleo, mediante un contrato laboral a jornada completa. Las empresas solicitantes podrán beneficiarse de una subvención de hasta el 50% de los costes salariales (sueldo más Seguridad Social), siendo el máximo posible de 650 euros al mes, durante nueve meses, pudiendo alcanzar la subvención la totalidad de 5.850 euros.

Las empresas que contraten a personas desempleadas pertenecientes al colectivo de difícil inserción, es decir, mayores de 45 años, desempleados de larga duración y personas con diversidad funcional, podrán beneficiarse de una subvención de hasta 650 euros mensuales. Esta cuantía disminuye a 550 euros mensuales en caso de que las personas empleadas pertenezcan al colectivo de desempleados de entre 30 y 45 años. La subvención por la contratación de parados y paradas que no pertenezcan a ninguno de estos dos colectivos ascenderá a 400 euros mensuales.

LO MAS LEÍDO