La lava alcanza un nuevo punto de la costa de La Palma

​Los niveles de sismicidad, tremor y la emisión de SO2 continúan más bajos, aunque desde el Pevolca insisten en que los datos “aún no están consolidados” como para hablar de un fin cercano de la erupción

La lava llega al acantilado de la playa de Los Guirres
La lava llega al acantilado de la playa de Los Guirres

Los nuevos aportes de lava han rebasado este martes el frente de la colada número 2 del volcán de La Palma, que se encuentra ya sobre el acantilado de la Playa de Los Guirres y se sitúa a escasos metros del mar. En esta ocasión, la Dirección del Pevolca descarta tomar nuevas medidas de confinamiento, ya que no hay núcleos de población cercanos a la zona. En cuanto a las medidas de protección civil por calidad del aire, el Comité Director informó que el nivel de partículas en suspensión PM10 ha mejorado en Los Llanos de Aridane, El Paso, Tazacorte, Puntagorda y Tijarafe, por lo que se da por finalizado el episodio de extremadamente desfavorable, que pasa a una situación desfavorable.

En la reunión de este martes también se analizaron los últimos datos del informe del Comité Científico, donde se pone de manifiesto un descenso en los niveles de sismicidad, tremor, deformaciones y emisión de SO2, aunque los expertos insisten en que esos parámetros “aún no están consolidados, ya que para ellos tendrían que mantenerse y alcanzar niveles aún más bajos”. 

Sobre las conclusiones del Comité Director, Francisco Prieto, representante del Comité Técnico, explicó que el mayor aporte de lava discurre sobre la colada primigenia y la número 2, rellenado ‘islas’ interiores que se encuentran entre ellas, y la número 9, uniéndose incluso en algunos puntos. El resto de las coladas se mantienen estables, sin movimiento.

La superficie afectada se estima que ha aumentado en 3,42 hectáreas hasta alcanzar las 988,27 hectáreas, y se mantiene la anchura máxima entre coladas exteriores en 3.100 metros.

Por su parte, la portavoz del Comité Científico y directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, explicó que la sismicidad se mantiene baja respecto a las semanas anteriores y continúa localizándose en las mismas zonas en ambos grupos de profundidad. El tremor en las últimas 24 horas se mantiene en niveles bajos y las deformaciones siguen mostrando una tendencia general a la deflación en la mayoría de las estaciones en la componente vertical.

No obstante, la emisión de dióxido de azufre asociada al penacho volcánico continúa siendo alta, registrándose un rango de valores entre 9.000 y 13.000 toneladas diarias, pero su evolución temporal refleja una tendencia descendente desde el pasado 23 de septiembre, cuando se registraron máximos superiores a las 50.000 toneladas diarias. En el caso de la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2), asociada a la dorsal volcánica de Cumbre Vieja (emanaciones no visibles de gases volcánicos) refleja una tendencia ascendente, pero según el comité científico, “no representan un peligro para las personas”.

Sobre las condiciones meteorológicas, se prevé que el penacho de cenizas y SO2 continúe las próximas horas con una disposición hacia el O-SO, lo que supone un escenario favorable para la operatividad aeronáutica. No se esperan cambios significativos de las condiciones meteorológicas durante los próximos dos días.

El número de personas albergadas en centros hoteleros a día de hoy se mantiene sin variación, en 471. Del total, 404 se hospedan en el hotel de Fuencaliente y 67 en Los Llanos de Aridane. Además, hay 43 personas dependientes atendidas en centros sociosanitarios insulares.

LO MAS LEÍDO