17/Jul/2018

FUERON DENUNCIADAS POR INJURIAS E INFIDELIDAD EN LA CUSTODIA DE DOCUMENTOS

Archivada la causa que se abrió contra la sargento del Seprona y Leticia Padilla por la denuncia del veterinario

El juez ha acordado el sobreseimiento al no ver “justificada la perpetración del delito” que se les imputaba. El propio denunciante renunció al ejercicio de la acusación y pidió el archivo de las actuaciones

Archivada la causa que se abrió contra la sargento del Seprona y Leticia Padilla por la denuncia del veterinario

El Juzgado de Instrucción Número 4 de Arrecife ha acordado el sobreseimiento provisional y el archivo de la causa abierta contra la sargento del Seprona en Lanzarote, Gloria Moreno, y contra la concejal de Ganemos en Arrecife, Leticia Padilla, que fueron denunciadas por el veterinario de la perrera municipal de Arrecife por supuestos delitos de calumnias y de infidelidad en la custodia de documentos.

En un auto fechado el pasado martes 10 de julio, el juez Ricardo Fiestras señala que “de lo actuado” desde que se abrieron estas diligencias “no aparece debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado motivo a la formación de la causa”. Además, recuerda que el propio denunciante presentó un escrito el pasado 25 de junio “renunciando al ejercicio de la acusación e interesando el archivo de las actuaciones”.

El veterinario, Javier López, presentó ese escrito cinco días después de que la sargento y la concejal prestaran declaración en los Juzgados en calidad de investigadas, al considerar que esas declaraciones desmontaron la acusación que él mismo había planteado. Concretamente, el veterinario sostenía en su denuncia que la concejal Leticia Padilla le había acusado “de manera reiterada en medios de comunicación locales de la presunta comisión de un hecho delictivo”, haciendo uso para ello de “diversa documental (libros de registro), que debía obrar en posesión exclusiva de la Guardia Civil, en tanto hacía referencia a un procedimiento administrativo en curso" sobre la gestión de la perrera.

 

Acusaba a la sargento de haber "filtrado" documentos


En su denuncia, el veterinario afirmaba que se había vulnerado su derecho al honor utilizando para ello “las filtraciones de documentos propios de un expediente administrativa de la Guardia Civil”, y acusaba de esas filtraciones a Gloria Moreno, señalando que "podría ser responsable directa" por ser la jefa del Seprona en la isla en aquel momento y "por los problemas previos que existían entre la suboficial y el denunciante", ya que éste "había estado incurso en varios procedimientos administrativos y penales a instancia de Gloria". 

Sin embargo, Moreno acreditó en su declaración en los juzgados que esos documentos fueron remitidos por la Guardia Civil al Ayuntamiento mediante un oficio el 24 de febrero de 2016, cuando la sargento se encontraba de baja por maternidad, por lo que ni hubo “filtración” ni pudo ser ella la responsable. “No habiendo delito de infidelidad en la custodia de documentos públicos por parte de Gloria Moreno, esta parte desiste del ejercicio de la acusación particular", concluía el veterinario, en un escrito que ha motivado ya el archivo de la causa por parte del juez instructor.

En esta sección
Comentarios