21/sept./2019

UNA AFECTADA HA RELATADO A LA VOZ CÓMO VIVIÓ EL "REPENTINO Y RÁPIDO" DESALOJO

Los vecinos del edificio desalojado de Arrecife siguen sin poder acceder a sus casas ante su "delicada" situación

"Hay un peligro evidente", ha afirmado el ingeniero jefe del área de Obras Públicas del Cabildo, que ha visitado el inmueble junto a técnicos de la primera institución, del Ayuntamiento de Arrecife y responsables de la empresa que estaba haciendo obras en el edificio

Los vecinos del edificio desalojado de Arrecife siguen sin poder acceder a sus casas ante su "delicada" situación

Los vecinos del edificio de la Avenida Fred Olsen de Arrecife desalojado en la tarde de este jueves tras ceder un pilar del inmueble siguen sin poder acceder a sus viviendas. Y es que, según ha afirmado el ingeniero jefe del área de Obras Públicas del Cabildo, José Manuel Onieva, la situación del edificio es "delicada". Así, hasta que no se apuntale el mismo y un técnico certifique que se puede acceder, los vecinos no podrán volver a sus casas. 

Así se ha decidido después de que técnicos de la primera institución junto con la arquitecta del Ayuntamiento de Arrecife y responsables de la obra visitasen en la mañana de este viernes el edificio para valorar su estado, acompañados entre otros por el gerente del Consorcio de Seguridad y Emergencias, Enrique Espinosa, y por el concejal de Urbanismo del Consistorio capitalino, Manuel Hernández Noda. 

"Hay un peligro evidente. Por eso, con buen criterio, el Consorcio de Seguridad ordenó desalojar el edificio", ha señalado tras la visita el ingeniero jefe del área de Obras Públicas del Cabildo, quien no obstante no ha sabido precisar si dicho peligro podría ser inminente o no. "Eso es difícil de valorar a simple vista", ha manifestado.

 

"Hay que hacer antes unas pruebas y unos trabajos"


Así, ha señalado que "hay que estudiar un poco más por parte de los especialistas el problema" y que para que los vecinos puedan entrar a sus casas, "es necesario que algún técnico firme un certificado como que el edificio está en condiciones". Y para eso, ha añadido, "hay que hacer antes unas pruebas y unos trabajos". "Y hasta que no se hagan las pruebas no se sabe cómo se va a reparar", ha indicado el técnico del Cabildo, que ha apuntado que "puede ser cuestión de días o de semanas", pero que ya es "responsabilidad de la comunidad de propietarios". 

IMG_20190301_090901

 Dichos trabajos, según ha explicado por su parte el gerente del Consorcio de Seguridad y Emergencias, consistirían entre otros en apuntalar el edificio. "Y cuando lo arreglen y tengamos el certificado de un arquitecto que diga que el edificio es seguro, abriremos", ha señalado.


"Fue tan rápido que solo dio tiempo a coger las cosas urgentes y salir"


"Estamos a la expectativa de cuál va a ser la solución para el edificio", ha señalado Sandra Cabrera, jefa de Patrimonio del Cabildo, que es una de las vecinas del inmueble afectadas y que ha relatado a La Voz cómo vivió el desalojo.

"En mi caso, ayer por la tarde un bombero tocó a la puerta y nos dijo que teníamos que salir con carácter urgente. Nos dieron 10 minutos para salir por el peligro que sufría el edificio, porque tenemos dos columnas que parece que están en grave estado. Y en principio, según nos comentan tanto los técnicos del Cabildo como del Ayuntamiento, si se refuerza la seguridad del edificio con pilares podríamos entrar a vivir, pero todo esto está por determinar", ha señalado. 

IMG_20190301_100915

Sandra ha afirmado que el desalojo fue "tan repentino y tan rápido" que solo solo le dio tiempo "a coger las cosas urgentes y salir". Por ello, ha solicitado que al menos se deje entrar a los vecinos "a coger algo". "Porque nos hemos ido todos con lo puesto y mi madre vive en la otra parte del edificio, tiene una medicación y se ha dejado la mitad de las pastillas atrás. Y hasta esta tarde parece ser que no podremos entrar y esta tarde veremos si podemos entrar bien a vivir o bien a recoger algo por lo menos, no sabemos", ha señalado Sandra, quien tras el desalojo se fue "a casa de una amiga". 

Hay que recordar que este jueves, tras los hechos, la alcaldesa de Arrecife se desplazó a la zona y ofreció "atención y alojamiento" a los vecinos de las 31 viviendas del edificio. Sin embargo, según señaló Eva de Anta, solo no de ellos iba a ir a un hotel, porque el resto de iba a alojar "en casas de familiares. 

 

En esta sección
Comentarios