19/Jun/2019

PUEDE PRODUCIR "BAJO SU RESPONSABILIDAD", PERO NO PUEDE DISTRIBUIRLO

La quesería donde podría estar el origen del brote de salmonella sigue sin poder vender queso

Puede producirlo "bajo su responsabilidad", pero no puede distribuirlo. Sanidad asegura que analizará todos los quesos que elabore. La Consejería sigue sin saber dónde está el foco de contaminación...

La quesería donde podría estar el origen del brote de salmonella sigue sin poder vender queso

La quesería La Flor de Teguise continúa sin poder distribuir su queso. Únicamente puede producirlo, pero “bajo su responsabilidad”, y siempre con la supervisión de Sanidad, que inspeccionará todos los quesos que elabore. Así lo han confirmado a La Voz desde Salud Pública, que sigue investigando el brote de salmonella que ha afectado a 31 personas en Lanzarote y cuyo origen podría estar precisamente en esta quesería. Más de 10 días después de conocerse el brote, sigue sin saberse dónde está el foco de la intoxicación.

Este mismo miércoles la Consejería ha confirmado que las muestras que se tomaron a los quesos que había en las instalaciones cuando se tuvo conocimiento del brote han dado negativo en la bacteria. Sin embargo, sigue sin descartarse que el origen de la intoxicación esté en la quesería y, en particular, en la manipulación del queso. 

Tras esa primera inspección, que se produjo el pasado 5 de febrero, Sanidad informó de que se había paralizado "cautelarmente" la producción y distribución de la quesería. Ahora, según han precisado a La Voz, La Flor de Teguise puede producir pero sigue teniendo paralizada la distribución de sus productos y no podrá vender sus quesos hasta que Sanidad levante esa restricción.

Para ello, habrá que esperar a que se despejen las distintas “hipótesis epidemiológicas” que baraja la Consejería. Una de ellas es que alguna partida de queso anterior a esa primera inspección estuviera contaminada, pero que se hubiese distribuido ya por completo cuando los inspectores acudieron a la quesería. Para averiguar si fue así, la Consejería está a la espera de conocer los resultados de otros análisis. Concretamente, de 5 muestras, tomadas a quesos que algunos afectados tenían todavía en sus casas cuando enfermaron y también a establecimientos mayoristas. 

 

Ganadería ayuda en la investigación de la tercera hipótesis


Existe, además, otra posibilidad, que implica a la Consejería de Agricultura y Ganadería del Gobierno de Canarias. Esta tercera hipótesis supondría que la contaminación estuviese en las gallinas de una vivienda cercana a la quesería. En un primer momento se informó de que el posible foco podría estar en un gallinero próximo a la quesería. Más tarde Agricultura ha precisado que se trata de animales de “autoconsumo” que pertenecen a los propietarios de la quesería o a familiares.

Así, cabe la posibilidad de que la bacteria se encuentre en esas gallinas y que ésta se transmitiera a los quesos porque una de las personas que los manipula estuviera en contacto con ella. La forma de determinarlo es analizando las heces de esas gallinas, algo de lo que no puede encargarse Salud Pública. Por este motivo, según ha explicado la consejería de Agricultura y Ganadería, la Dirección General de Ganadería ya se ha hecho cargo de ese análisis y está a la espera del resultado. Además, desde este departamento han indicado que un veterinario de esa Dirección General se desplazará para “ayudar en lo que necesiten” a los trabajadores de Salud Pública. 

En esta sección
Comentarios