18/Sep/2018

AUNQUE ASEGURA QUE DESCONOCÍA EL FALLO JUDICIAL, YA HA ANUNCIADO RECURSOS

San Ginés afirma que Canal subirá el precio del agua si no ostenta el monopolio de la desalación en la isla

El presidente reconoce la “trascendencia” de la sentencia del TSJC, de la que asegura que se ha enterado por La Voz de Lanzarote, y afirma que se “enfrentará a quien sea” por mantener ese monopolio

Pedro San Ginés, junto a Echedey Eugenio, Domingo Pérez y Erik Martín (izq), durante la rueda de prensa (FOTO: Sergio Betancort)
Pedro San Ginés, junto a Echedey Eugenio, Domingo Pérez y Erik Martín (izq), durante la rueda de prensa (FOTO: Sergio Betancort)
San Ginés afirma que Canal subirá el precio del agua si no ostenta el monopolio de la desalación en la isla

“Si Canal Gestión no cubre los costes de producción, porque se pierden los ingresos del agua turística en un grandísimo porcentaje, pues habrá que obtenerlos subiendo el precio del agua de abastos”. Ése es el mensaje que ha lanzado el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, en la rueda de prensa que ha ofrecido este viernes para valorar la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, que anula el planeamiento hidrológico de Lanzarote al concluir que la existencia de un monopolio del agua y la prohibición de las desaladoras privadas viola la Constitución y la Ley de Aguas de Canarias.

En su comparecencia, en la que ha estado acompañado del presidente del Consorcio, Echedey Eugenio, y de los gerentes del Consorcio y del Consejo Insular de Aguas, Domingo Pérez y Erik Martín, San Ginés ha reconocido la “trascendencia” que podría tener este fallo, del que asegura que se enteró este jueves por La Voz de Lanzarote. Así, aunque ha vuelto a cargar contra este medio por haber hecho pública la sentencia, también ha admitido que es “un tema de calado y de enjundia” y ha anunciado recursos, dejando claro además que no van a tener en cuenta el contenido del fallo hasta que sea firme, pese a que afecta directamente al nuevo Plan que está actualmente en trámite.

“Esta sentencia será recurrida por el Gobierno de Canarias y, presumiblemente, por el Consejo Insular de Aguas de Lanzarote, aunque hoy no está personado en el proceso”, ha precisado San Ginés. Y es que tal como publicó La Voz, lo que anula el fallo es un decreto del Ejecutivo regional, que en el año 2015, y ante el riesgo de que llegaran sanciones de Europa por el retraso en la aprobación del nuevo Plan Hidrológico de Lanzarote, suspendió el que estaba en vigor desde 1991 y aprobó unas normas transitorias mientras se terminaba de tramitar el documento definitivo, que actualmente se encuentra en exposición pública. 

 

“Sería de género tonto”


En su sentencia, el TSJC anula ese decreto y por tanto las normas transitorias, porque concluye que establecer un monopolio del agua en la isla y prohibir las desaladoras privadas es una “flagrante violación” de la Constitución y que también “vulnera frontalmente” la Ley de Aguas de Canarias. Sin embargo, San Ginés ha sostenido que esas normas “no contravienen ninguna directiva ni europea ni del Gobierno de Canarias”. 

“Sería de género tonto que el Gobierno de Canarias aprobara una norma en contra de su propia norma”, ha defendido el presidente, pese a que eso es precisamente lo que el TSJC concluye que ocurrió con la aprobación de ese decreto. No obstante, en la rueda de prensa ha asegurado que ni él ni el Gobierno de Canarias habían tenido acceso al fallo hasta el momento de su comparecencia.

“Vamos a dar cuenta hasta donde podemos”, ha señalado al principio de su intervención, explicando que solo conocía lo que había leído en La Voz de Lanzarote. Sin embargo, al mismo tiempo ha vuelto a cargar contra este medio, que también fue quien adelantó hace tres semanas otra sentencia sobre la gestión del agua en la isla, que en este caso San Ginés había mantenido oculta durante seis meses, y que ordenaba revisar el procedimiento por el que se adjudicó la gestión de este servicio a Canal de Isabel II, al concluir que se introdujeron “sorprendentes alteraciones” en los pliegos “en beneficio” de esta empresa.

 

Niega que actúen contra las plantas privadas para beneficiar a Canal


En su comparecencia, San Ginés se ha centrado en negar que las normas transitorias o el futuro Plan Hidrológico prohíban las desaladoras privadas para beneficiar a Canal Gestión. Al respecto, ha defendido que esa prohibición existe en la isla “desde hace 30 años” y que está recogida tanto en el Plan Insular de 1991 como en el Plan Hidrológico de 2001. Sin embargo, lo cierto es que ni durante esas tres décadas ni durante todo el mandato de San Ginés se habían adoptado medidas contra las desaladoras privadas que existen en la isla. 

Fue tras la llegada de Canal Gestión cuando se empezó a actuar, primero contra las plantas de Club Lanzarote -que fueron incautadas y entregadas a Canal en una medida que después fue anulada por la Justicia y por la que San Ginés está pendiente de juicio por prevaricación y coacciones- y después, el pasado verano, abriendo expediente a otras plantas privadas.

Sobre esos expedientes, el gerente del Consejo de Aguas ha confirmado este viernes a La Voz que continúan “en trámite” y que actualmente están contestando “a las alegaciones y a los recursos interpuestos” por las empresas afectadas. Además, ha confirmado que pese a la sentencia, seguirán adelante con esos expedientes para ordenar el cierre de las plantas, al menos mientras la sentencia no sea firme. E incluso después, ya que lo que volvería a estar en vigor en ese momento es el Plan de 2001, que también prohibía las desaladoras privadas, a excepción de las que abastecen a zonas donde no llega la red pública de agua, como ocurre en el caso de Montaña Roja.

 

San Ginés se “enfrentará a quien sea” por mantener el monopolio


Por su parte, San Ginés ha afirmado que se va a “enfrentar a quien sea” para mantener el monopolio del agua en Lanzarote, incluyendo con ello a Asolan –que también presentó un recurso contra el planeamiento hidrológico que ha sido anulado- y a uno de sus socios de gobierno, el PP, al que ha acusado de “cambiar de criterio” con este tema. Además, también ha cargado contra Ciudadanos, que siempre se ha posicionado en contra del monopolio del agua y ya advirtió de que la prohibición de las desaladoras privadas era inconstitucional, tal como ha concluido ahora el TSJC.

Al respecto, San Ginés ha insistido en que mantendrán esa prohibición aunque el Supremo rechace los recursos, porque entonces pasaría a estar en vigor el plan anterior que también las prohibía. Además, ha dejado claro que no tiene intención de revisar el nuevo Plan que actualmente se está tramitando, y que contempla también ese monopolio en manos del Consorcio, aunque cedido ahora a Canal de Isabel II como concesionaria de este servicio.

“El delito habría sido sacar a concurso un ciclo integral del agua que no se atuviese a lo que es ley”, ha afirmado el presidente, defendiendo así una vez más la adjudicación del agua a esta empresa madrileña envuelta en varios escándalos de corrupción. Además, ha reiterado que romper ese monopolio y permitir que sigan abiertas las desaladoras privadas haría “que se dispare el precio del agua de abasto, sin ningún género de dudas”, planteando que el contrato permitiría a Canal llevar a cabo esa subida.

 

“Asolan parece que se cayó del guindo ayer”


Tras afirmar que no había leído siquiera la sentencia, San Ginés ha dedicado la mayor parte de la rueda de prensa a asegurar que desde hace tres décadas había una “unanimidad absoluta y total” con respecto a este tema y a criticar a los que considera que han “cambiado de opinión”. Entre ellos ha incluido a Asolan, ya que afirma que en su día, cuando “estaba presidida por don Rafael Lasso”, votó a favor de prohibir las desaladoras privadas, pese a que ahora ha acudido a los tribunales para recurrir el planeamiento hidrológico. “La patronal parece que se cayó del guindo ayer”, ha llegado a afirmar el presidente.

Del mismo modo, ha criticado a su socio de gobierno, el Partido Popular, ya que sostiene que también ha cambiado de postura, y San Ginés ha situado la suya junto a la de formaciones como el PSOE, Podemos y Somos Lanzarote, y la de entidades como la Fundación César Manrique. No obstante, a continuación ha añadido que “algunos están muy contentos” con esta sentencia y se ha referido no solo a Ciudadanos, que es partidario de terminar con el monopolio del agua, sino también a los “enemigos y adversarios políticos”, que según él “son capaces de decir una cosa y la contraria”.

“Algunos creen que esto le interesa mucho a la gente, pero a la gente lo que le interesa es que cuando abren el grifo del agua, salga. Y salga con calidad”, ha añadido San Ginés, que cree que la ciudadanía no tiene interés en las últimas noticias judiciales que se han conocido y que afectan a la gestión del agua en la isla. Según él, lo importante es que “salga agua” y “con calidad” y “el resto es ruido, mucho ruido”.

En esta sección
Comentarios