22/Jun/2018

¿Me interesa confiar en un banco online?

Podemos obtener más beneficios de los que pensamos

¿Me interesa confiar en un banco online?

Actualmente la diversidad de bancos que hay en el mercado, buscando activamente nuevos clientes, nos puede llevar a replantearnos si estamos satisfechos con nuestra entidad bancaria actual o si por el contrario existe una oferta más atractiva que nos interese. A día de hoy la oferta es amplia, sin embargo los bancos online están cambiando el panorama del sector. Y no es de extrañar, ya que cada vez es más fácil gestionar nuestras cuentas desde cualquier dispositivo móvil o el ordenador. Es difícil competir con la comodidad de operar en bolsa desde el sofá o solicitar una tarjeta de crédito mientras estás de viaje. En definitiva, es evitar acudir en persona a sucursales y por lo tanto, ahorrar tiempo en gestiones que ahora suponen solo unos segundos en internet.

Además de la comodidad de uso, lo que más nos puede interesar a la hora de elegir o tantear un nuevo banco al que confiar nuestro dinero es la rentabilidad. Una vez más, es aquí donde los bancos online nos pueden resultar muy atractivos ya que su filosofía suele ser la de no cobrar comisiones en la mayoría de sus productos y servicios. Uno de los productos más básicos es la cuenta corriente, cómoda para gestionar dinero pero su rentabilidad no suele ser demasiado alta. Si buscamos ahorrar, lo más práctico son las cuentas de ahorro, cuyo objetivo es hacer crecer nuestro dinero sin preocuparnos y tenerlo siempre disponible. Hay entidades que premian nuestro nivel de vinculación, por ejemplo al abrir una cuenta nómina, y nos incrementan el porcentaje de rentabilidad de nuestra cuenta ahorro, un beneficio muy interesante para valorar un cambio de banco al que confiar nuestra nómina. Además, domiciliar nuestra nómina suele conllevar muchísimos más beneficios. Es común obtener productos gratis o sin comisiones como tarjetas de crédito y acceso a préstamos de forma más sencilla, entre otros.

Antes de dar el paso, también hay que valorar el tipo de tarjetas bancarias que solemos utilizar. Dependiendo de nuestro perfil, si nos gusta comprar al contado y que se descuente al momento de nuestra cuenta bancaria, nuestra tarjeta ideal será la de débito. Si preferimos financiar con flexibilidad, aplazar el pago de nuestras compras o pagar en un único pago a fin de mes, una tarjeta de crédito se adaptará mejor a nosotros. Será importante valorar también otros beneficios de estas tarjetas, que suelen incluir seguros de asistencia y garantía en viajes, protección antifraude, entro otros. Los bancos online nos permiten realizar todas estas gestiones o bien desde su web o su app, que cada vez son más intuitivas y fáciles de usar.

Otro aspecto fundamental es el soporte o ayuda que necesitemos a la hora de solicitar o contratar cualquier producto a través de una pantalla. Para ello, los bancos online están preparados ya que cuentan con gestores que en caso de necesitarlo, nos dan una atención personalizada a través de un teléfono específico para sus clientes.