Fiscalía mantiene su petición de 23 años de cárcel para los acusados de intento de asesinato

Los abogados de las defensas han pedido su absolución o que se les aplique la eximente o la atenuante por drogadicción si son condenados

Los acusados de intento de asesinato provocando un incendio, durante el juicio
Los acusados de intento de asesinato provocando un incendio, durante el juicio

El juicio por el intento de asesinato de tres hombres en una casa de Arrecife en un incendio provocado, que arrancó este martes, ya ha quedado visto para sentencia. La Fiscalía ha mantenido la petición de 23 años de cárcel para tres de los acusados y de 22 años y medio para el cuarto, mientras que los abogados de la defensa han pedido su absolución o, en caso de que sean condenados, que se les aplique la eximente incompleta o la atenuante "muy cualificada" por drogadicción.

Y es que, en la primera sesión del juicio los cuatro procesados declararon ser consumidores habituales de drogas, tres de ellos desde los 13 años. Un hecho al que se han agarrado sus abogados, habiendo presentado algunos de ellos incluso informes para acreditar este hecho. Sin embargo, la Fiscalía no solo considera que ha quedado acreditada su autoría, sino que "en ningún caso se ha considerado que los acusados hubieran tenido una merma cognitiva", según los informes forenses. Por lo tanto, cree que "no queda acreditada la posibilidad de eximente o atenuante" por consumo de drogas. 

"Todos eran conoceros de lo que iba a suceder", ha señalado además la fiscal, indicando que no cree que fuera "casual" que los acusados estuvieran en la vivienda. Al respecto, ha hecho hincapié en el testimonio de los dueños de un taller de coches cercano, que afirmaron que "20 días antes" de los hechos, una mujer que frecuentaba dicho inmueble, que según se ha puesto de manifiesto en el juicio era un fumadero, les dijo que tuvieran cuidado, que "iban a prender la casa". 

Además, aunque los propietarios de este negocio no identificaron a ninguna de las dos mujeres acusadas como la que les dio el aviso durante la vista oral, ha apuntado que sí lo hicieron en sede policial, donde señalaron a la procesada Cristina Dolores H.V. "Ella sabía perfectamente todo", ha subrayado.  

Asimismo, el Ministerio Fiscal ha puesto de relieve el testimonio del principal perjudicado, relatando la "gravedad" de los hechos. "Si no es porque fue rescatado por su compañero, hubiera muerto", ha señalado, destacando que este hombre fue "amarrado de pies y manos", después de que los acusados irrumpieran en el inmueble "pidiendo dinero y droga" y le "golpearan" dejándole inconsciente. "Primero irrumpen de manera violenta para robar y segundo queman la vivienda", ha añadido la Fiscalía, apuntando que los acusados rociaron gasolina tanto en la habitación como por encima de la principal víctima, que sufrió quemaduras que pusieron "en peligro su vida", por las que estuvo dos meses ingresado en la UCI de la Unidad de Quemados del Hospital La Paz de Madrid. 

De igual forma, la fiscal ha resaltado que hay fotos de la Policía de las bridas, que tanto el principal perjudicado como otra de las víctimas señalaron a los acusados como los autores de los hechos "desde el primer momento", y que el informe de los bomberos, concluyó que el fuego fue "intencionado" por "llama directa sobre acelerantes".

Además de la condena de cárcel, Fiscalía también pide indemnizaciones para las víctimas por un total de más de 28.000 euros, así como de otros 600 para la entidad propietaria del inmueble por los daños ocasionados en la misma a causa del incendio. 

 

"Nunca hubo intención de asesinar a nadie"

Por su parte, los abogados de la defensa han coincidido en señalar que no consideran que haya prueba de cargo para condenar a los acusados. "Lo único que ha quedado acreditado es que el 14 de agosto de 2019 mi defendida estaba en la vivienda, pero porque había ido a adquirir droga, como era habitual", ha señalado el abogado de Cristina Dolores H.V. Unas palabras que también ha repetido la abogada de la otra mujer acusada, Ylenia A.R. 

"¿Cómo es posible que a las 4 de la mañana, donde no hay electricidad, los testigos pudieran dar todo tipo de detalles sobre quiénes eran y su participación?", ha cuestionado la abogada defensora de Rayco T.G., resaltando que la vivienda no contaba con instalación eléctrica y que por tanto estaba "a oscuras". Por su parte, el abogado de Jose María H.A., aunque también ha pedido la absolución de su defendido, ha señalado que en cualquier caso cree que "nunca hubo intención de asesinar a nadie sino de robar" y como mucho de "dar un susto" a los ocupantes de la vivienda para que les dieran la droga y que "no hubo premeditación". 

En este sentido, ha apuntado también que dos de las víctimas solo sufrieron heridas leves, por lo que "a lo sumo se puede hablar de un delito leve de lesiones". 

Asimismo, considera que tampoco se puede hablar de un delito de robo consumado, sino como mucho de tentativa. Y es que, aunque una de las víctimas afirmó que le habían robado 15 euros, en el juicio se desdijo de sus palabras afirmando que "no le faltaba ni reclamaba nada", ha apuntado el abogado de José María H.A. 

Las defensas han intentado también desacreditar el testimonio del principal perjudicado, aludiendo a que éste reconoció que esa noche "había consumido" drogas y que, además, según otro compañero, también tomaba "pastillas para dormir". De igual forma, han apuntado que hay "contradicciones" en los relatos de las otras víctimas, de las cuales una de ellas no declaró en el juicio por estar ilocalizable -aunque sí lo hizo en fase de instrucción- y la otra intentó rebajar la responsabilidad de los acusados.

 

Acto para ver si procede prologar la prisión provisional 

Tras darse por concluida la vista oral, se ha celebrado una comparecencia para ver si procede prolongar la prisión provisional a los acusados hasta que salga la sentencia, dado que próximamente todos ellos cumplirán dos años en la cárcel por estos hechde forma preventiva. 

Al respecto, los abogados de la defensa se han opuesto a esta petición del Ministerio Fiscal, argumentando que creen que ya se ha cumplido la función de la prisión provisional, que era evitar que los procesados no se presentaran al juicio, y que no hay riesgo de fuga por parte de ninguno de ellos porque "no tienen medios".

Así, han pedido que se les deje en libertad, con la obligación de comparecer en los Juzgados periódicamente, quedando tanto el juicio como este acto pendiente de resolución por parte de la Sección Primera de la Audiencia Provincial. 

Los cuatro acusados de intento de asesinato, durante el juicio
Ninguno de los acusados de intentar matar a tres hombres en Arrecife reconoce los hechos
Imagen de una de las víctimas, pasando junto a los acusados tras declarar en el juicio
Una de las víctimas del incendio provocado en Arrecife, en el juicio: “Si mi compañero no me saca, no salgo vivo”
LO MAS LEÍDO