TAMBIÉN HA SIDO CONDENADO A UNA MULTA DE 2.000 EUROS

El acusado de traficar con droga en un supermercado de Arrecife acepta una pena de tres años de cárcel

El juicio iba a celebrarse este miércoles en Las Palmas de Gran Canaria, pero el procesado reconoció los hechos llegando a un acuerdo de conformidad con Fiscalía 

El acusado de traficar con droga en un supermercado de Arrecife acepta una pena de tres años de cárcel
El acusado de traficar con droga en un supermercado de Arrecife acepta una pena de tres años de cárcel

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial ha condenado a tres años de prisión al dueño de un supermercado de Arrecife acusado de tráfico de drogas. El juicio iba a celebrarse este miércoles en Las Palmas de Gran Canaria, pero el procesado reconoció los hechos llegando a un acuerdo de conformidad con Fiscalía, quien inicialmente solicitó ocho años de cárcel. El ahora condenado deberá hacer frente además a una multa de 2.000 euros. 

La Audiencia considera probado que Francisco Rodríguez Ferrera, propietario del supermercado María, ubicado en la calle Ingeniero Paz Peraza de Arrecife, se dedicaba "a la venta y distribución de sustancias estupefacientes a terceros en el establecimiento" en "una estancia del local no dedicada al público" con "total desprecio por la salud individual y colectiva". 

Y es que, según se señala en la sentencia, el 28 de abril de 2016, agentes de la Policía Nacional realizaron una inspección en el local hallando "un total de 5,22 gramos de cocaína, con una riqueza media del 10,34% expresada en cocaína base, y 327 gramos de resina de cannabis (hachís), la cual se hallaba distribuida en varios trozos, así como varias básculas de precisión y varios teléfonos móviles". 

 

La multa se reduce de 33.000 a 2.000 euros 


La sustancia intervenida hubiera alcanzado en el mercado ilícito "el valor de 79,78 euros en lo que respecta a la cocaína" y "de 1.984,89 euros en lo que respecta al hachís", se añade en el fallo, en el que se señala que tras haber manifestado el acusado "libre y expresamente" su conformidad con el escrito de acusación de Fiscalía, que contenía pena "de mayor gravedad", se procede a dictar sentencia condenado a Francisco Rodríguez Ferrera a tres años de prisión y a una multa de 2.000 euros por 

un delito contra la salud pública en su modalidad de sustancias que causan grave daños a la salud apuntándose que, en caso de impago de la multa, ésta se sustituirá por "veinte días de arresto". Inicialmente, Fiscalía había solicitado ocho años de cárcel para el acusado y una multa de 33.034 euros.

Hay que recordar que tras el arresto de Francisco Rodríguez Ferrera, la Policía Nacional informó que también se habían encontrado en el local tres cajas de esteroides anabolizantes, 950 euros en efectivo dos cuchillos de 25 y 18 centímetros de hoja con restos de hachís y que parte de la droga se había hallado oculta en cajas de golosinas. 

LO MAS LEÍDO