El crimen de Juan Carlos Tejera llega a juicio: la Fiscalía pide 25 años de cárcel para cinco de los acusados

Para el sexto procesado que se sentará en el banquillo solicita 14 años de cárcel. El escrito de acusación considera que formaban parte de una organización criminal

I.L.

Periodista

El crimen de Juan Carlos Tejera cumple un mes sin respuestas

El crimen de Juan Carlos Tejera, cuyo cadáver fue encontrado en la escombrera de Argana en marzo de 2015, llegará a juicio la próxima semana, con seis acusados en el banquillo. La Fiscalía pide 25 años de prisión para cinco de ellos por un delito de asesinato y 14 años para el sexto, al que señala como cómplice.

La vista se celebrará en varias jornadas, entre el próximo lunes día 18 y el viernes 29 de octubre, ante la Sección Primera de la Audiencia Provincial, pero con un tribunal de jurado.

De los seis acusados -J.C.C.H., N.D.P.P., A.D.D., J.A.D.R., A.E.G.G. y T.R.R.-, tres residían en Lanzarote y otros tres en Tenerife, desde donde realizaron varios viajes a la isla en febrero de 2015, según la Fiscalía, para realizar un seguimiento de la víctima, colocando incluso un dispositivo en su vehículo "que permitía mantenerlo localizado en todo momento". Ya en el momento de su arresto, la Policía Nacional señaló que se trataba de una una organización criminal afincada en el sur de Tenerife y dedicada a la comisión de robos violentos. 

“Realizaban tanto la entrada (a Lanzarote) como la salida de forma escalonada, en grupos de dos personas y generalmente con localizadores diferentes para no poder ser relacionados entre sí”, relata la Fiscalía en su escrito de acusación.

Además, apunta que contaban “con una estructura organizativa en la isla que les facilitaba las comisión de distintos hechos delictivos”, y que actuaban “con una extrema violencia y golpeando a sus víctimas, después de inmovilizarlas, para evitar una posible defensa por su parte, haciendo uso igualmente de aparatos tecnológicos para realizar seguimientos previos a sus víctimas”.

En el caso de T.R.R., el Ministerio Fiscal concluye que facilitó al resto de encausados, “a sabiendas de los objetivos que los mismos pretendían, el uso de un dispositivo de GPS, contactando con una tercera persona, ajena a estos hechos y técnico informático, que la misma conocía y a través del cual consiguió conocer el manejo de dicho aparato y cómo pornerlo en funcionamiento, a efectos de poner en disposición a los encausados de realizar seguimientos a la víctima”.

 

"Un periodo agónico prolongado"

Finalmente, el asalto se produjo sobre las 23:35 horas del día 12 de marzo de 2015, cuando Juan Carlos Tejera se encontraba en el garaje de su domicilio en Arrecife. Entonces fue golpeado y atado de pies y manos, para posteriormente trasladarlo en el asiento trasero de su propio coche hasta la zona de la escombrera, “dejándolo en una cueva que habían acondicionado a tales efectos durante los días previos al día de los hechos”, según la Fiscalía.

Su cuerpo sin vida fue hallado nueve días después, el 21 de marzo, después de una intensa búsqueda policial, a raíz de la denuncia de desaparición presentada por su familia. La autopsia, según recoge el escrito de acusación, refleja que sufrió un “traumatismo craneoencefálico severo por múltiples contusiones de muy alta intensidad”, además de otras heridas, contusiones y “fracturas múltiples” por todo el cuerpo.

“Todas estas lesiones fueron producidas en vida por los/as investigados/as, con plena conciencia de aumentar el padecimiento de la víctima, causándole un sufrimiento y dolor intenso e innecesario para llevar a cabo sus objetivos”, subraya la Fiscalía, que añade que las heridas causaron “un periodo agónico prolongado” hasta que “le llevaron a la muerte entre el 13 y el 15 de marzo de 2015”.

Además de la pena de prisión, la Fiscalía pide que se condene a los acusados a indemnizar a los hermanos, los padres y la pareja sentimental de la víctima con la cantidad de 120.000 euros, más los intereses legales incrementados en dos puntos.

LO MAS LEÍDO